Abogado de bodeguero dominicano imputado de abuso sexual a niña afirma acusación es un “gancho

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK,-El abogado Steven Wukovits, defensor del bodeguero dominicano de Jarabacoa, Pedro Quezada, ganador en 2013 de $338 millones de dólares en la lotería Power Ball y acusado el miércoles por cargos de recurrentes abusos sexuales a una niña, desde los 11 hasta los 14 años, rechazó las imputaciones de la fiscal dominicana Camelia Valdes, y calificó de “gancho” el expediente.

“El señor Quezada tiene mucho dinero y está siendo blanco de estas acusaciones, de este caso. Demostraremos su inocencia en el tribunal”, añadió el jurista.
Quezada de 49 años de edad y que se declaró “no culpable” ante el juez John F. Meola, en la Corte Superior de Paterson, el miércoles en la tarde, siendo procesado desde la cárcel a través de una video conferencia, es acusado de varios cargos por el delito.
Vestía la camisa verde de presos agresores sexuales, tenía un audífono puesto y siguió el proceso a través de un intérprete en español.

De ser hallado culpable, se enfrenta a una condena de hasta 40 años en prisión, dijeron los fiscales.

El juez lo dejó preso sin derecho a fianza.

Pero la oficina de la fiscal del Condado Passaic, no ha detallado cuándo comenzó la presunta relación de la menor ni dónde ocurrieron las violaciones sexuales.

Enfrenta imputaciones de abusos sexuales durante al menos tres años y poner en peligro el bienestar de la niña. Por los primeros cargos, la condena mandatoria es de 20 años, 10 más por agresión sexual y seducción y otros 10 por poner en peligro el bienestar de la menor.

La fiscal Valdes dijo que Quezada fue arrestada en su casa del pueblo de Wayne en Nueva Jersey, en base a los referidos cargos.
Se le instruirá este 25 de septiembre dos cargos de agresión sexual agravada en primer grado y un cargo en segundo grado por poner en peligro el bienestar de la víctima.

Las presuntas agresiones ocurrieron en Passaic, donde Quezada vivía en ese tiempo.
El abogado de Quezada, Steven Wukovits, hablando fuera del tribunal, dijo a The Record que su cliente estaba siendo blanco.
“Tiene dinero”, dijo el abogado Wukovits. “Por eso está siendo blanco de este caso”.

Desde que se ganó el Power Ball, Quezada ha sido atacado, dijo el abogado.

“Aquí es donde viven y trabajan sus hijos, ¿por qué no regresar a Nueva Jersey?”, dijo Wukovits. “Puede vivir donde quiera, pero vive en Nueva Jersey, no está huyendo de la justicia”.

Para noviembre de 2013, Quezada había gastado grandes cantidades del premio. Envió $57 millones a la República Dominicana, y $5 millones los repartió entre familiares y amigos, otros $300,000 los invirtió comprando la casa en Clifton.

El defensor, también dijo que Quezada había sido blanco de invenciones lesivas a su moral y prestigio antes, recordando que su ex novia la mexicana, Inez Sánchez, lo demandó a a finales de 2013 por una parte de sus ganancias.

La pareja convivió durante 10 años, y compartían la propiedad de una bodega en Passaic.

Sánchez abandonó la demanda luego que Quezada aceptó pagar todos sus honorarios legales generados por la demanda.

Cuando Quezada ganó el premio en 2013, eligió una suma global de 211 millones de dólares, dijeron funcionarios de lotería estatal. Después de pagar los impuestos, recibió un cheque de $ 152 millones.

Cuando se mudó, sus viejos vecinos en la calle School, lo acusaron de renegar una promesa de ayudarlos pagándoles sus rentas y fue demandado por un contratista que dijo que Quezada no le pagó las renovaciones a la casa que compró en Clifton.