Alcaldía de Serulle refugio de perredeístas y peledeístas destronados

alcaldia-de-serulle-refugio-de-perredeistas-y-peledeistas-destronados.jpgDe Máximo Laureano para El Sol de Santiago

SANTIAGO.-La gestión municipal encabezada por el médico Gilberto Serulle, descrita como “la gestión socialista”, es el refugio de dirigentes destronados del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y otras organizaciones, que han logrado colocar sus fichas para garantizar vigencia política.

El primer destronado en el alcalde Serulle, dos veces diputado por el partido en el que se formó, reconocido seguidor de los proyectos de Danilo Medina, “afuereado” del PLD, tras su paso al PRD, para encabezar la boleta municipal en las elecciones pasadas en las que salió ganador.

El presidente del Consejo de Regidores, Rolando Sánchez, también de la línea de los “danilistas”, aspiraba a la Fiscalía de Santiago tras el regreso de Leonel Fernández Reyna al poder el año 2004, pero se impuso el nombramiento de Raúl Martínez, a pesar de las protestas llevadas a cabo por presuntos seguidores de Sánchez.

En la dirección de Comunicaciones, el acalde Serulle nombró al danilista, Claudio Márquez, en un departamento mixto, es decir compuesto por  blancos y morados, santiagueros y capitaleños.

Márquez fue cancelado de la Subdirección de Información y Prensa de la Presidencia, fue asesor en Edenorte, y luego cayó en la nómina de la CDEEE, en la gestión de Radhamés Segura.

El diligente comunicador ha sido enviado a su casa por licencia médica y en su lugar se ha colocado a un destronado del Gobierno 2000-2004, Luis González Fabra, hombre de confianza del ex presidente Hipólito Mejía Domínguez, cruzó el peaje desde el  Distrito Nacional, con la intención de representar los intereses políticos de su líder en la alcaldía local.

Como subdirector permanece el reconocido periodista, Narciso Pérez, un veterano batallador de la prensa local, identificado con el proyecto de  Miguel Vargas Maldonado.

La gestión de Serulle, también ha sumado a dirigentes políticos que se colgaron la gloria al cuello como diputados, pero que al verse fuera del pastel congresual han buscado un puesto en “la gestión socialista”, con la cual han garantizado tener vigentes algunos de sus seguidores.

Fidelia Pérez, diputada en dos períodos consecutivos por el PRD, no pudo superar la tercera prueba, pero ha recibido su premio de  consolación como encargada de Protocolo, un departamento que en el pasado reinado de José Enrique Sued Sem, fue muy importante.

Ángel Acosta, elegido diputado en el otrora fuerte Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), para el período, 2002-2006, logró imponer su hegemonía política ante las aspiraciones de Benny Sued Sem y se convirtió en legislador por segunda vez.

Abandonó el PRSC para irse a la corriente de Eduardo Estrella y luego se juramentó en el PRD, con la intención de extender su permanencia en el paraíso del Centro de los Héroes, pero fue derrotado y recayó al departamento de Deporte del Ayuntamiento local.

En el listado de destronados se agregan otros nombres que han sido colocados en puestos en “la gestión socialista”, gestión que aboga por la austeridad y el buen manejo de los recursos, pero que ya se les acusa de asignar obras sin concursos y de adquirir vehículos sin ninguna licitación.