Aquí entre “NOS”

Aquí entre “NOS”El mundo gira en torno a ciertos acontecimientos que por generaciones tanto pueden evolucionar como involucionar. La única verdad es que estamos en constante movimiento, nunca nos detenemos, unos se benefician mientras otros mueren en el intento, sin miedo a equivocarme la gran mayoría nos quedamos atrás con los tiempos.

En nuestro diario vivir, en todas partes, a todas horas, en todo momento somos víctima ya sea, de una mala noticia o de una buena nueva, de una experiencia que para bien o mal puede cambiar en un abrir o cerrar de ojos nuestra versión de vida, mientras todo eso sucede, aquí entre “nos”, ¿Qué estamos haciendo para cambiar el mundo? Mientras los combustibles suben casi semanalmente, mientras la delincuencia nos arropa de manera absoluta, mientras mucha gente se pasa en rojo conduciendo en las calles, mientras la inflación se empodera potencialmente de la economía, mientras haya que pagar un precio monetario a cambio de justicia y libertad, o más bien, el soborno predomine, mientras la tasa de desempleo crezca significativamente o los profesionales no tengan ofertas decentes o ninguna, más que una “cuña política”, aquí entre “nos”, ¿Qué estamos hacienda nosotros para cambiar eso, nos estamos quejando con el resto o nos sumamos al cambio?

Mientras una madre soltera no tiene garantía de vida, o es maltratada o en el peor de los casos asesinada por su ex-pareja, mientras usted no estudia porque cantando DEMBOW le va mejor y obtiene dinero fácil aunque eso signifique promover el sexo, la droga, la discriminación hacia la mujer, mientras las oportunidades de empleo son para el mismo grupo o simplemente las vacantes laborales son motivo de negocio político, mientras la democracia dependa de una repartición de beneficios públicos o la ley de partidos esté sujeta a tráfico de influencia, aquí entre “nos”, ¿Cuál es su opinión para hacer frente a estas situaciones? Es que habrá algo mejor, que hacer huelga de manera compulsiva o una protesta sin fin con fines que no tendrá nunca un fin esperado, ¿Qué está haciendo usted por ello en lugar de sumarse al retroceso?, ¿Cuáles aportes está usted dispuesto a hacer para crear esas oportunidades de empleo que no existen hoy en la sociedad? Aquí entre “nos”, ¿Cómo piensa usted colaborar con la reducción de la tasa de criminalidad en el país desde su casa, como criará a sus hijos? Aquí entre “nos”, ¿Se ha hecho usted estas preguntas, ha pensado usted en esto?

Lo cierto es que tanto usted como yo somos los culpables del rumbo que lleva nuestro destino, no el gobierno, ni las iglesias, ni los grupos políticos o sectores organizados, tampoco del papa o autoridades de ultramar, la culpa es nuestra.

Si bien vivimos en una sociedad contaminada, putrefacta en todos los sentidos, mediocremente equitativa, no es menos cierto que nosotros mismos hemos creado dicha sociedad, recuerde que somos quienes la conformamos, somos quienes enviamos nuestros hijo/as a las calles, somos quienes decidimos si pagamos impuestos o no, somos quienes tomamos decisiones tan importantes como elegir un presidente, somos quienes decimos darle un giro a la economía con la creación de nuevas micro y macro-empresas, somos quienes determinamos en qué o quién creemos, entonces, aquí entre “nos”, ¿Quién es culpable? Si ya usted lo identificó, tratemos de reflexionar en lo siguiente:

Según Miguel de Cervantes, Las cadenas de la esclavitud solamente atan las manos: es la mente lo que hace al hombre libre o esclavo. No sea usted esclavo de un Sistema socio-político capitalista cuyo único objetivo es “joderle” la vida a través de un Sistema fallido, diseñado para enriquecer solo unos pocos, preocúpese por ser usted la diferencia, sea usted quien levante la mano y diga , Pero propongo esto, sea de los que diga.

Mis hijos recibirán un buen ejemplo desde casa para que sean seres humanos diferentes ante la sociedad, sea de los que usa sus habilidades para crear empleos, ya sea en emprendimiento o formando nuevos líderes, sea de los que cuando no entiende algo no dice que SÍ, indaga para luego afirmar o deferir. Siempre que no esté de acuerdo, no sea ignorante, aporte una propuesta y busque todos los medios la manera de materializarla, no es suficiente solo quejarse del sistema y buscar culpables, tanto usted como yo como tenemos la misma responsabilidad.

Haga suya la frase del Papa Francisco, “prohibido quejarse” Usted solo puede quejarse no cuando demuestra porqué se queja, sino cuando puede traer una solución factible en beneficio de los demás, piense de manera colectiva y que le importe un bledo el sistema. Somos nosotros, las grandes masas quienes ponemos la tilde y ponemos a funcionar al planeta.

Concluiremos instándole a que invierta en conocimiento, edúquese, no reproduzca lo que usted no entiende o no conoce, eso solo multiplicara la desgracia ante las generaciones venideras, es cierto que hay cosas que nunca podremos cambiar, como también hay cosas que solo se pueden mejorar.

También es cierto que las cosas que si se pueden cambiar, no permita que la falta de conocimiento y de disposición lo sumerja en la ignorancia, nadie le dirá que hacer, la educación sale cara a los gobiernos, una sociedad mal informada les genera fortuna a ciertos grupos, en cambio cuando usted sale del circulo del no saber, hay que tomar medidas, hay que accionar, los vientos cambian de dirección o merman un poco, asegúrese de ser parte de eso y aquí entre “nos”, no se queje si no tiene propuestas para bien común.

Escrito por:

Edilberto Zapete

Ezapete@gmai.com