Capturan prófugo con bolsillos llenos de dinero

Santo Domingo- La captura de  un narcotraficante, quien se resistió al arresto, ocasionándoles lesiones a un oficial y a un agente de la DNCD en La Romana, figura entre 61 personas apresadas por esta agencia en las últimas horas a nivel nacional, con sustancias presumiblemente narcóticas.

Se trata de Wilkins Rivera Morla, de 31 años, a quien se le ocupó en un bolsillo RD$59,450 en efectivo. Estaba prófugo desde el 19 del mes pasado  por un caso en que se ocupó 107 porciones alegadamente de cocaína, crack y marihuana.

Este decomiso se produjo durante un allanamiento domiciliario en la casa número 99 de la calle Máximo Gómez, en el sector Villa Verde, de La Romana, donde en la ocasión fueron detenidos Glenny Mercedes, Nathanael Olivero y Keila Reynoso.

Desde entonces un juez de la localidad emitió una orden de arresto contra Rivera Morla, a quien apodan Fidel, siendo apresado este martes en la calle Pedro A. Lluberes, de esa ciudad.

El imputado forcejeó con los agentes, resultando el capitán Pedro Elías Cenón Peralta con la mano izquierda lesionada, y el agente José Andrés Torres del Rosario con lesiones traumáticas en el hombro izquierdo, y el detenido con inflamación en el antebrazo izquierdo.

Asimismo, la DNCD informa que ha continuado arreciando sus actuaciones en San Cristóbal, apresando en las últimas horas numerosos individuos tras ocupárseles distintos tipos de sustancias presumiblemente narcóticas.

Entre éstos figura Álvaro Manuel Rodríguez, sometido por tercera vez en esta ocasión, de 29 años, a quien se le decomisó 29 porciones, en la calle Metalúrgica, del sector Madre Vieja Norte, donde reside el acusado.

Otro de los apresados en ciudad sureña fue el joven Ricardo Armando Contreras, de 18 años, en poder del cual las autoridades encontraron 99 porciones supuestamente de cocaína y crack.

Contreras, detenido a la orilla del río Nigua, en el sector Las Flores, está domiciliado en el barrio Puerta de Hacienda, de la ciudad sureña.

Las acciones responden a denuncias de ciudadanos en el sentido de que los referidos microtraficantes mantenían en zozobra diferentes barrios de esta ciudad.