Coraasan amenaza dejar de cobrar basura

Coraasan amenaza dejar de cobrar basuraSANTIAGO.- La Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago (Coraasan) contempla dejar de incluir el cobro por la recogida de basura que, desde su fundación, se consigna en sus facturas de los servicios de aguas residuales y potable.

Dicha actitud evidencia la dificultad entre los incumbentes de la Alcaldía y esa institución de dejar atrás las diferencias económicas que las mantienen enfrentadas.

Silvio Durán, director general de la empresa acuífera, anunció que en los próximos días se podría tomar una decisión en ese sentido, lo que implicaría que el cabildo habría de agenciarse el pago de la recolección de los desperdicios.

Ayer el incumbente de la Coraasan reiteró su denuncia de que desde el 1999 la Alcaldía no paga el servicio de agua, lo que significa una deuda por encima de los 220 millones de pesos, 20 de los cuales aseguró pertenecen a la administración de Abel Martínez. Pero desde el otro litoral se asegura que Coraasan le retiene una suma considerable de dinero, por la facturación de la basura.

La litis, que ha devenido en sometimientos judiciales de ambas partes, volvió a tomar matices fuera de lo común, cuando hace algunos días Martínez volvió a ordenar el cierre de una oficina de cobro que tiene Coraasan en el edificio municipal, lo que podría ser respondido con sacar de la facturación de Coraasan el cobro de la recogida de basura.

“Con esa actitud se le hace daño a la ciudadanía y si no se resuelve para el 6 de este mes, nosotros vamos a dejar de cobrarle la basura al Ayuntamiento en las facturaciones del agua potable”, expresó.

“Yo he tratado de hacer varias negociaciones y acuerdos con ellos, pero él (Abel Martínez) se niega, al parecer lo que le gusta son los problemas con los diferentes sectores de la ciudad”, dijo hoy Durán.

Asimismo, el director general de la Coraasan informó que, para darle cumplimiento a la ley que oficializó a esa institución, su Consejo de Administración decidió que sea el alcalde Martínez que asista a las reuniones de ese órgano, dejando sin efecto la representatividad que hasta ahora había desempeñado Fernando Ramírez, quien se dice no ostenta ningún cargo en el cabildo.