Duele criminalidad

criminalidad y la violenciaLos nuevos hechos de delincuencia y criminalidad vuelven a plantear que tantas medidas para brindar seguridad a los ciudadanos han implementado las autoridades.

En dos días se supo de tres casos de bandas que con uniformes de agentes policiales o de la DNCD, asaltaban vehículos con turistas extranjeros en las avenidas de Navarrete, Santiago, Puerto Plata y La Vega.

No es posible que diez hombres uniformados y totalmente armados se han dueños de las vías, al parecer por el poco patrullaje. Pero si este caso preocupa, es más dramática la situación el niño violado y supuestamente asesinado por su padrastro en una barriada de Santiago.

Aunque compartíamos la solicitud de la Iglesia Católica de hacer un seminario para buscar las causas que ha dejado en el primer trimestre 67 santiaguenses muertos de forma violenta, pensamos que debemos ser más persistentes en las exigencias a los llamados a brindar seguridad.

No podemos caer en lamentaciones, vamos a demandar ser más drásticos contra los criminales, con los que tienen a Santiago en ascuas. No es posible, que muchas teman a salir de día y de noche, con miedo a ser atracados o asesinados por los delincuentes.