El Cibao corona a los “Reyes del humor”

Por Grisbel Medina

Santiago.-El Cibao les coronó en tres sesiones de extensa risa y a casa llena en el Gran Teatro del Cibao. La hazaña, en quince años de historia del recinto, sólo la han logrado los humoristas Raymond Pozo y Miguel Céspedes. El espectáculo de “Los Reyes del Humor” fue gozado el pasado fin de semana por 4 mil 38 personas, quienes retumbaron a risotadas la suntuosa y alfombrada sala Restauración, diseñada por Teófilo Carbonell.

En principio, el plan era presentar los personajes y segmentos del espectáculo sábado y domingo, pero la demanda del público obligó una tercera puesta en escena, disfrutada por gente de diverso oficio y residentes en diferentes ciudades del Cibao. En varias ocasiones, el dúo hizo referencia a la “pacochá” y ‘el mazo de cuartos” que Capellán, el productor, se iba a ganar con el “palo” de contratarles para lucirse en el GTC.

Abrazada a la tecnología y en segmentos que combinaron risa y reflexión social (apoyado en duras críticas al Gobierno, el Presidente y la Primera Dama), la productora Edilenia Tactuk  enfrentó al “Michael Jackson blanco” con la versión negra que tanto negó a lo largo de su vida el artista fallecido hace un año. También adicionó el creativo, justo y amarillito reclamo del 4 por ciento a la educación en el guión que atacó sin contemplaciones la falta de energía eléctrica, las “pendejas” y “mentirosas” promesas de solución, el Bonogas, la tarjeta Solidaridad y la falta de lírica en las canciones del momento.

En casi tres horas de show no faltó el doble sentido en los chistes y diálogos que involucraron El Cabo Azulado”, El Joe Céspedes”, “Tirso, el Sureño” y “Tubérculo Goumet”. Este último, muy bien vestido por cierto, fue el plato fuerte de la noche que culminó con danza, color y música. Muy gozadas las  “serias conversas” entre Raymond y Miguel, artistas del humor que han podido conciliar agenda, negocio y amistad por casi veinte años. Además, bien logrado el antagonismo entre los dos Michael Jackson y para morirse la “erre” y el cantaíto sureño de Tirso.

El éxito de la producción se ha repetido en diversos escenarios. A su paso, el dueto deja una memorable huella de risa y gracia en tiempos de amargas alzas en los precios de todo. Krisppy, Tito Swing y Los Pepes ( Doble T y El Crock) se lucieron en vivo en Santiago. Vakeró estuvo (encarnado en las trenzas y ele stilo de Raymond), así como Jackson y la presentadora peruana Laura Bozo, quien tenía “el sabiendo revoltiao”. Si, no faltaron los trabalenguas.

Luces, admirable escenografía, coreografía, vestuario, excelente sonido, pantallas y efectos, fueron recursos ingeniosamente utilizados para darle el brillo que tuvo el espectáculo de unos reyes coronados 16 años después de andanzas nocturnas y carcajadas que destornillan a cualquiera.

Ambos agradecieron al público cibaeño por el éxito de las tres presentaciones a casa llena.