El misterio envuelve muerte de dominicano asesinado por su mejor amigo en El Bronx

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK,- Wander Rosario y Andi Tejada, de 20 y 21 años de edad respectivamente, eran tan buenos amigos, que uno dormía en la cama del otro y hasta comían a veces en el mismo plato.

Inseparables, después de cosechar una leal amistad por cinco años, que terminó el viernes en la tarde, con el asesinato a puñaladas de Tejada a manos de Rosario.

El muerto era nativo del barrio El Ejido de Santiago de los Caballeros en el Norte Central de la República Dominicana.

Allegados a la víctima dijeron que su padre es conocido como “El limpia vidrios”, pero no ofrecieron más detalles.

Ambas familias, no sólo están más que asombradas, sino también frustradas y sin explicación respecto al móvil que tuvo el matador para acuchillar sin piedad y varias veces a su casi hermano.

El homicida, que ya admitió el crimen en la policía, tampoco ha revelado porqué lo mató.

El misterio que envuelve el caso, se ha convertido en comidilla diaria de toda la cuadra y los residentes de los edificios, donde ellos vivían.

Varias especulaciones han sido tejidas por el morbo, pero la policía tampoco ha elaborado una teoría acerca del motivo.

Rosario, es el único que lo sabe.

Docenas de fotos y videos en facebook y otras redes sociales, fueron compartidas por los jóvenes.

Henry Tejada, hermano del asesinado, dijo que al parecer, el Rosario, tenía planeado matarlo, porque poco antes del asesinato, apareció en el apartamento preguntando por la víctima.

Ni siquiera hay una tesis sobre una posible discusión, ya que los dos estaban encerrados en la habitación, escena del crimen. Nadie escuchó discusiones, gritos ni insultos, aunque algunos medios locales han dicho que se trató de una pelea, pero sin especificar el motivo.

El asesinato ocurrió a las 4:15 de la tarde del viernes en el apartamento de Tejada situado en un edificio de la avenida Morris, en el vecindario Fordham de El Bronx.

Rosario, se entregó después de matar as Tejada, dijo la policía.

Los paramédicos llevaron a Tejada al hospital Saint Barnabas, donde fue declarado muerto.

Se dijo que Rosario se entregó después que un amigo le pidió no huyera, luego de salir de la escena.

Fue acusado de asesinato y posesión ilegal de un arma en la Corte Criminal de El Bronx, el sábado.

Se negó a hablar sobre el asesinato y exigió un abogado.

El asesinato se produce en un momento en que la ciudad registra una baja del 24% en los asesinatos, según la policía.

Hasta el jueves, se contabilizaron 214 en lo que va de año, en comparación con 280 durante el mismo período de 2017 según las estadísticas policiales.