Es tiempo de asumir mano dura contra la delincuencia


arma-de-fuego-robo_629x480Las iniciativas de organizaciones empresariales y comerciales de Santiago, preocupadas por la criminalidad, al parecer no han surtido el más mínimo efecto.

Cada fin de semana es un verdadero baño de sangre lo que se registra en esta ciudad, la mayoría de hechos, con personas víctimas de la delincuencia común.

El caso más reciente, llega a los pies de la fiscal titular Luisa Liranzo, con el crimen de su tío, el empresario Reynaldo Antonio Sánchez Olivo de 81 años de edad.

Como el caso del empresario, propietario de un negocio de transporte se repiten a cada instante.

Los asaltos son el pan nuestro de cada día.

En menos de una semana fueron siete las estaciones de combustibles asaltadas en esta ciudad, según denuncia la asociación que agrupa a ese sector.

Nada detiene a los maleantes, mientras vemos como las autoridades apenas hacen lamentarse.

Es tiempo de asumir mano dura contra el crimen antes de que los delincuentes terminen de robarnos la tranquilidad.

El Sol de Santiago, plantea que la policía criminal sea repensada, con cuerpos investigativos mejores formados.

Vamos a extirpar ahora el cáncer de la delincuencia y la violencia antes de que corra todo el cuerpo y luego nada se pueda hacer.