Comparte esto:

">
  • 4 julio, 2020

Hostilidad e ideología del racismo (y 2)

manuel voquez
manuel voquez

Manuel Volquez

Por Manuel Vólquez

En la segunda y última parte de la entrevista concedida a BBC Mundo, el 4 de marzo de 2020, la abogada e historiadora estadounidense Annette Gordon-Reed habla del ejercicio de poder basado en la raza cuando se impide a las personas negras participar de manera igualitaria en el proceso político.

Además, se refiere a las estrategias de cambiar el centro de votación en los barrios negros del sitio donde se suponía que iban a votar.

Lo de cambiar los lugares de votación es una práctica abusiva que también la vemos en los países latinoamericanos, sobre todo cuando existe la percepción de que no hay posibilidad de ganar unas elecciones.

A continuación, la segunda parte de su excelente participación para que vean las diferentes modalidades de aplicar la discriminación racial en la sociedad moderna.

¿Ve un vínculo entre la supremacía blanca y el poder? ¿Y la gente que gobierna el país?

Ciertamente, hay una batalla en ese respecto. La supresión del voto, por ejemplo. La noción de que si suprimes el voto negro, cambias el curso de una elección. Hay personas que creen que eso es justificable. Y mucho de eso está basado en un ejercicio de poder basado en la raza, al tratar de impedir que los negros participen de manera igualitaria en el proceso político.

Es algo muy malo para un país que se describe a sí mismo como una democracia tener a grupos que consideran que no deberían votar.

¿Cómo ocurre la supresión del voto en una democracia?

La supresión del voto consiste en tomar medidas que se sabe tendrán un impacto dispar en una comunidad. Por ejemplo, mis padres solían quejarse de que, cada vez que había una elección, cambiaban el centro de votación en los barrios negros del sitio donde se suponía que iba a darse la elección. Y mientras tanto, el centro de votación permanecía intacto en los barrios de los blancos.

Ese tipo de tácticas están diseñadas para impedir que la gente vote. Lo hacen porque saben que, en su mayoría, los negros apoyan al Partido Demócrata, y cuando se les suprime así, el resultado de una elección puede verse afectado.

Ha habido discursos difundiéndose en redes sociales de figuras públicas que se identifican como negros conservadores y que argumentan que la brutalidad policial en contra de los negros es un mito y que los hombres negros tienden a cometer más delitos que los hombres blancos. ¿Qué cree que hay detrás de estos discursos?

La gente tiene diferentes puntos de vista. Y, por supuesto, los conservadores negros tienen derecho al suyo. La verdad es que las comunidades negras están mucho más vigiladas y supervisadas que las comunidades blancas.

Un ejemplo es la llamada «guerra contra las drogas» [en la década de 1970] y el impacto dispar que tuvo en las comunidades negras.

Los negros no fueron la pieza responsable por toda la compra de drogas en Estados Unidos, eso es un mito. Piense en muchachos en escuelas privadas y blancas que consumen drogas. No hay policías que los vigilen y los requisen. Si se busca algo en un sitio en específico, es más probable que se consiga a que se halle en sitios en los que no se busca.

Y la idea de las personas que consumen drogas creo que va en contra de la idea de que la criminalidad negra es mayor que la blanca. Es que están buscando en un sitio en particular y no están buscando actividad delictiva en otras zonas y las comunidades negras son mucho más vigiladas que las blancas.

No espero que todos tengan el mismo punto de vista y los conservadores negros tienen derecho al suyo. Solo creo que la interpretación que hacen de las estadísticas está mal.

Jóvenes negros con los que he conversado han mencionado repetidamente que se sienten frustrados por la forma en que la sociedad estadounidense los valora, como una especie de ente monolítico a veces cargado de estereotipos dañinos. Otros han dicho que están cansados de educar a sus amigos blancos acerca del racismo. ¿Qué les diría?

Entiendo sus sentimientos al respecto. Pensaría que uno no tiene que estar en la posición de intentar educar, o de tratar de educar a la gente acerca de lo que es correcto.

Ni siquiera sé qué tan útil es intentarlo. Creo que lo más que puedes hacer es vivir tu vida de una forma que, en cierto modo, sirva de modelo para el tipo de comportamiento que esperas de los demás.

No creo que sea nuestra responsabilidad explicarle a la gente blanca que somos seres humanos. Creo que es degradante pedir que hagamos eso. Ellos lo saben o no, o las circunstancias les alertarán sobre el problema.

Creo que lo que está pasando ahora está abriendo los ojos de mucha gente que está viendo las protestas y cómo la gente está siendo tratada en ellas. Vi en una encuesta que más del 60% de la gente apoya las manifestaciones, a pesar de saber que en algunos casos ha estallado la violencia.

En líneas generales, la gente se ha dado cuenta de que matar a sospechosos negros se ha salido de las manos, y que está completamente fuera de control.

Así que estaría de acuerdo con esos jóvenes, no creo que sea su responsabilidad educar a otras personas y demostrarles que son seres humanos.

Pero al mismo tiempo, lo único que puedes hacer es intentar vivir tu vida de la mejor manera posible y no tener miedo a expresar tus sentimientos a otras personas.

No debería ser su responsabilidad, digamos, tratar de cambiar las mentalidades de la gente. Es difícil hacer eso. Y creo que es degradante decirle a alguien ‘aquí están todas las razones por las que soy un ser humano y merezco la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad’.

Ha mencionado que los estadounidenses ven a los fundadores de su país como «objetos de alabanza». ¿A qué se refiere con esto? ¿Y cómo esa actitud ha afectado la forma en que está construida la sociedad?

Existe una tendencia a mirar hacia atrás y hacia los fundadores porque este es un país joven. Y los fundadores tienen un significado mayor, creo, en el nuevo mundo que en el viejo mundo. La gente recuerda los nombres de las personas que hicieron el país.

En cierto sentido, eso puede ser algo bueno porque le da a la gente un punto de referencia. Pero puede ser algo malo porque los fundadores no eran personas perfectas. Y vivieron en una era de esclavitud y en una era con otras formas de opresión que condenamos hoy en día.

Así que tiene sentido reconocer a quienes iniciaron las cosas, pero eso no significa que hay que seguir haciéndolas como ellos las hacían. Y asumir que tenían la razón y no cometían errores porque sí lo hacían.

El inicio de este país no fue solo grandeza, no fue así. No es poco problemático que en el inicio trajeran a un montón de gente para esclavizarla como parte del comienzo de nuestra cultura.

Es algo que no debería olvidarse. Nunca deberíamos olvidar cómo empezamos, y eso debería hacernos humildes, creo, y vigilantes de cualquier forma de opresión porque así empezamos. Y eso significa que tenemos una responsabilidad especial para protegernos contra otras formas de opresión.

El presidente de EE.UU. a menudo es mencionado como el «líder del mundo libre» y al país se refieren como «el mejor y más grandioso» del mundo. ¿Cree que estas narrativas han afectado la discusión sobre el racismo en el país?

Por supuesto. Si crees que eres el país más grandioso del mundo y que eres el líder del mundo libre, esto puede cegarte o puede hacer que pases por alto lo que realmente está pasando en tu país.

Y no hay duda de que, en la década de 1950, cuando EE.UU. tenía como contrincante a la Unión Soviética y a China, estos nos miraban y decían ‘esperen un momento, ¿ustedes cuestionan lo que pasa en nuestras sociedades mientras tienen a gente viviendo bajo las leyes Jim Crow, viviendo en sitios donde hay toques de queda para los negros? ¿Cómo pueden ser este estándar demócrata cuando hacen esto?’.

Creo que la arrogancia puede cegar a la gente acerca de sus faltas.

Usted encontró que los historiadores no estaban contando toda la verdad acerca de Thomas Jefferson, quien redactó la Declaración de Independencia. ¿Qué parte de su vida permaneció oculta?

Todavía estamos descubriendo cosas sobre él, pero pasó porque a la gente no le gustaba la idea de que él haya tenido hijos. La historia de la generación de los fundadores de EE.UU. está muy a menudo construida a partir de su raza blanca. Los miran como una especie de símbolo de los blancos.

Así que, si Jefferson vivió con una mujer que no era blanca por 38 años y tuvo hijos con ella, entonces esto cambia la forma en que debemos pensar acerca de su vida y cambia las actitudes en cuanto a los orígenes de Estados Unidos.

Nunca ha sido un país blanco. Siempre ha sido un país de indígenas, africanos, europeos, todos juntos. Y esa es una historia que, por un largo tiempo, los historiadores no querían contar.

Ahora se ha abierto y es diferente, pero había resistencia porque la historia de Jefferson, su historia con Sally Hemings, te hace pensar en lo mucho más complejo que era ese mundo que simplemente un mundo de gente blanca.

¿Cómo se siente al ver que, hoy en día, todavía existen escuelas predominantemente «blancas» o «negras» o hispanas»?

Comentarios