Jochy Taveras deja personaje de “El Aguilita”

Jochy Taveras “El Aguilita” junto a Manny Ramírez en un juego en el Estadio Cibao

SANTIAGO. “El Aguilita”, Jochy Taveras anunció este martes que dejará de vestir el uniforme de la popular mascota de Águilas Cibaeñas, tras 18 años luciéndolo de manera ininterrumpida, que le  permitió llegar a grandes y chicos en el terreno de juego durante las temporadas del béisbol otoño-invernal.

Jochy Taveras, comunicó la sección en un mensaje en cuenta de Facebook, donde expresó: “He decidido dejar atrás lo que ha sido parte de mi vida por 18 años, mi hermano gemelo, El Aguilita mascota oficial de Águilas Cibaeñas. Pidiendo excusas y dando gracias de lo más profundo de mi corazón, a todas las personas que me dieron la oportunidad de entrar a sus vidas con este personaje. Con mucha honra encarné a lo largo de mi carrera. Convirtiéndolo en parte de mi vida, para alegrar a través del teatro mudo y espontáneo, con entrega, amor y dedicación a mucho corazones incluyendo el mío, que sin importar como me sentía en lo personal, mi trabajo fue siempre hacer reír con mis ocurrencias a la fanaticada”.

Taveras, apuntó que pone en las manos de la directiva de las Águilas Cibaeñas el personaje y su conocimiento a su disposición.

“Me retiro dignamente para dar paso así a una nueva generación y dando prioridad a mi delicado estado de salud el cual con la ayuda de Dios y las oraciones de mi fanaticada he superado notablemente, Gracias a la intervención quirúrgica del doctor Adriano Valdez Ruso y otros médicos que le acompañaron”.

Jochy Taveras “El Aguilita” desarrollaba    un espectáculo en cada aparición durante los juegos de los actuales campeones nacionales.

“Dios sabe el dolor que me lleva a tomar esta decisión pero nada es para siempre y tenemos que dar paso a nuevas generaciones. Estaré con las Águilas como un soldado hasta que la muerte no separe. Gracias mil a don Digno Rigio, su creador, y a los directivos de Águilas Cibaeñas, a la prensa y a todos aquellos que sin conocerme creyeron siempre en mí”. expresó Taveras.