Más de 53 mil embarazadas reciben servicios Por un Comienzo Positivo, del Despacho Primera Dama

Por un Comienzo Positivo es un componente del programa Comunidades Inteligentes del Despacho de la Primera Dama. Está dirigido a embarazadas de escasos recursos, en especial adolescentes.

De 2013 a la fecha ha ofrecido servicios a 53,650 embarazadas en la maternidad Nuestra Señora de la Altagracia. También en el Hospital de la Mujer Evangelina Rodríguez de la capital.

Charlas, ejercicios, relajación, orientación
Con las acciones se ha logrado disminuir considerablemente un segundo embarazo en adolescentes. Se incluye charlas educativas e interactivas, así como ejercicio de respiración y relajación que facilitan el parto. Los familiares también participan de las actividades.

La puesta en marcha de este componente tuvo lugar en el “Hospital Maternidad Nuestra Señora de la Altagracia. Es una iniciativa de la primera dama, Cándida Montilla de Medina.

Vitaminas e indumentarias
Mary Concepción, coordinadora de este componente, detalló parte de la agenda que se desarrolla.  Dijo que además de orientaciones, se les provee vitaminas necesarias para el embarazo.  También canastillas con lo básico para recibir los bebés.

En una de las más recientes actividades, 80 embarazadas recibieron canastillas en el Hospital de la Mujer.

Las embazadas son referidas desde la consulta externa, a partir de los 5 meses de gestación. Desde ese momento se les apoya con charlas y ejercicios. De manera especial se da acompañamiento en sala de preparto.

Asimismo, son orientadas sobre la lactancia y en los aspectos emocionales cuando así lo requieren.

El programa Comunidades Inteligentes lo dirige Francisco García Bethencourt.

Lactancia materna
Concepción dijo que a las parturientas también se les enseña a vincularse con el niño. Se les crea conciencia sobre la lactancia materna, que puede evitar hasta trastornos de aprendizaje.

La encargada de Por un Comienzo Positivo manifestó gran satisfacción por los resultados. Se concientiza a las embarazadas de que son las responsables de la vida que traen al mundo.

“Por eso estamos con ellas desde la sala de parto, les damos apoyo para que todo salga bien”, dijo.

Adecuado y natural
Anilia Alcántara Solís agradeció las orientaciones recibidas. Es una de las beneficiarias impactadas con este componente. Dijo que estas orientaciones procuran un parto adecuado y de manera natural.

“Con el apoyo que he recibido de este programa me he dado cuenta del hermoso proceso que conlleva dar vida”.  Así lo expresó Anilia mientras participaba de ejercicios que se ofrecen en el Hospital de la Mujer.

De igual forma se expresó Marina Evangelista, de 20 años, madre de una niña de 5 días de nacida. “No imaginé que en el país hubiese un servicio para hacer del embarazo un proceso normal y especial a la vez”, afirmó.