Niñas de menos de dos años colapsan en El Bronx por sobredosis de heroína con fentanilo

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK,-En incidentes separados, dos niñas, una de 1 año y otra de 1 año y 8 meses de edad, colapsaron, cuando aspiraron heroína mezclada con fentanilo en El Bronx.

En el primer caso, ocurrido el sábado, la bebé, hija de Edgardo Rodríguez, con cuyo padre ella y su hermanito estaban en la cama, tomó la heroína, cuando él se endrogó y olvidó recoger la droga que se le cayó sobre la sabana, donde la infante la comió, quizás confundiéndola con leche en polvo.

Rodríguez, quien vive en York (Pensilvania) y fue arrestado bajo cargos de delitos graves, admitió ayer miércoles a la policía haber consumido la droga estando junto a sus hijos en el dormitorio. Él estaba consumiendo 1.7 gramos de heroína.

“Parte de la droga cayó en la cama, no sé cómo mi hija la consumió porque yo estaba drogado”, les dijo a los investigadores.

Rodríguez, de 20 años de edad, detalló que se quedó dormido poco después de drogarse y que escuchó llorar a la niña durante la madrugada pero no se levantó para averiguar la razón de los llantos y siguió durmiendo.

Fue horas después cuando la abuela, Lisbeth Almodóvar se levantó a las 8:00 de la mañana, y fue a la cuna para verificar la situación de la bebé, que no podía respirar, informándole al padre.

Ellos la llevaron a un centro de atención urgente desde donde llamaron al 911.

La niña seguía anoche en cuidados intensivos del hospital Montefiore, bajo un agresivo tratamiento para salvarla.

El nombre de la niña no fue revelado por las autoridades.

La acusación alega que Rodríguez dio media vuelta en la cama y continuó durmiendo.

La infante llegó al hospital inconsciente, donde los médicos le suministraron tres dosis de Narcan, que ayuda a revertir los efectos de las sobredosis de opiáceos,

El hermano de la bebé, Lebrón Rodríguez de 2 años, que estaba también en el dormitorio, no ingirió la droga, dijo la policía.

Rodríguez es acusado de posesión de heroína y poner en peligro el bienestar de ambos hijos.

SEGUNDO CASO

En el segundo incidente otra bebé de 18 meses, Alaiya González, encontró heroína en una calzada en El Bronx, cuando paseaba a las 11:30 de la noche del domingo, por la calle 181 cerca de la avenida Monterrey con sus padres, recogió la droga y se la comió.

Los papás dijeron que su hija recogió una bolsa que contenía heroína de la acera y se la metió en la boca.

Su padre, Mieses Balladoli, notó por primera vez una sustancia blanca alrededor de su boca y se la secó. Momentos después, observaron que la niña comenzó a tomar un tono verdoso y tuvo una convulsión.

El niño fue llevado de urgencia al Hospital Saint Barnabas donde los médicos le administraron a Narcan.

La madre, Samantha González, relató el pánico que la atacó a ella y al padre, al ver a la bebé convulsionando por efecto de la droga.

No hay cargos contra los padres en ese caso. La Administración de Bienestar Infantil (ACS) y la policía, dijeron que están investigando ambos incidentes.

“La seguridad y el bienestar de los niños de la ciudad de Nueva York es nuestra principal prioridad”, dijo un vocero de ACS en un comunicado.

“ACS y la policía están investigando activamente los eventos que rodean estos incidentes”, añadió el portavoz de la agencia.