PIDEN AYUDA PARA NIÑO CON TRASTORNO

ayuda niño

Grisbel Medina R.

SANTIAGO. Jan Carlos Martínez, llegó a este mundo con limitaciones que le impiden desarrollarse como un niño común de seis años; pues padece de un trastorno -aún no diagnosticado por profesionales- que le imposibilita caminar, hablar y comer.

Por razones económicas y malas jugadas de la vida, no se han realizado las evaluaciones necesarias para diagnosticar exactamente el padecimiento de Jan Carlos.  Al nacer, los doctores notaron que tenía algunas limitaciones y que tendría que ser sometido a una operación.  Poco antes de cumplir los dos años de edad, los padres lograron recaudar, a través de donaciones, una gran parte del dinero necesario para la operación de su bebé.  Todo iba bien hasta que el padre se marchó con el dinero, llevándose la mejoría de su hijo en sus manos.

Por el estado de su hijo, Denni González explica que, no trabaja y que junto a su actual esposo, solo cuentan con un sueldo mínimo para mantener la familia de cinco.  “Jan Carlos no puede comer nada porque tiene problemas para cerrar la mandíbula y solo podemos alimentarlo en base a líquidos”, sostuvo la madre.  La situación económica de esta familia de dos varones y una hembra menores de seis años de edad, no ayuda en nada su caso.

“El padre de Jan vive en Santo Domingo y no paga la pensión alimenticia del niño. La situación económica está difícil para todos.  Por el estado de Jan Carlos todo se dificulta y quiero darle a mi hijo la vida que se merece”, expresó González.

Jan Carlos está siempre muy atento a lo que pasa a su alrededor y, como todo niño, le gusta estar con los demás de su edad; aparte de que le fascina que lo lleven a pasear por el vecindario.  A pesar de que es un niño observante que entiende claramente lo que pasa, debido a su estado, no ha podido iniciar sus estudios.

“Anhelo oír a mi hijo hablar o, por lo menos, verlo comer como todos los demás.  Es una situación difícil”, explicó Denni.  “Quisiera poder trabajar, tal vez en una casa de familia, donde pudiera reunir dinero para él y cuidarle a la vez”.

A pesar de sus limitaciones, Jan Carlos sabe que con su tierna sonrisa tiene el poder de iluminar a todos a su alrededor; y es que a pesar de todo lo que le he tocado enfrentar es un niño que se muestra alegre ante la vida. Más información al teléfono de su madre 809 264 3219.

A %d blogueros les gusta esto: