Policía israelí pide que Netanyahu sea acusado por corrupción

Voz de América – Redacción,- La policía israelí recomendó el martes que Benjamin Netanyahu sea acusado en un par de casos de corrupción, informó la prensa, en un golpe vergonzoso al primer ministro, que probablemente alimentará las peticiones para que renuncie.

Las recomendaciones marcaron un final dramático para una investigación de meses de duración sobre las denuncias de que Netanyahu aceptó decenas de miles de dólares en lujosos obsequios de un magnate de Hollywood y ofreció dar un trato preferencial a un editor de periódico a cambio de una cobertura favorable. Netanyahu ha negado repetidamente las alegaciones.

Las recomendaciones ahora van al Fiscal General Avihai Mendelblit, quien revisará el material antes de decidir si presenta cargos. Netanyahu puede permanecer en el cargo durante ese proceso, lo que podría prolongarse durante meses.

Pero con una nube colgando sobre su cabeza, pronto podría encontrarse enfrentando llamados para hacerse a un lado. Durante circunstancias similares hace una década, Netanyahu, como líder de la oposición, instó al entonces primer ministro Ehud Olmert a renunciar durante una investigación policial, diciendo que un líder “hundido hasta el cuello en los interrogatorios” no podía gobernar adecuadamente.

Durante meses, la policía ha estado investigando dos casos.

En una investigación, llamada File 1000, se informó que Netanyahu recibió más de $ 100,000 en regalos, incluyendo champaña y cigarros caros del magnate de Hollywood Arnon Milchan, el multimillonario australiano James Packer y otros adinerados partidarios.

La otra es una conversación secreta con el editor del diario israelí Yediot Ahronot. En las grabaciones obtenidas por la policía, Netanyahu presuntamente solicitó cobertura positiva a cambio de controlar a un diario pro Netanyahu.

Los canales 10 y 2 de televisión y los periódicos Jerusalem Post y Haaretz informaron que la policía recomendó encausamientos en ambos casos. El fiscal general ahora revisará sus conclusiones y decidirá si presenta cargos.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, dice que las recomendaciones de la policía para acusarlo de cargos de corrupción “terminarán en nada”.

En un discurso por la televisión nacional, Netanyahu negó las acusaciones de que aceptó obsequios lujosos, como champán y cigarros, del magnate de Hollywood Arnon Milchan a cambio del trato especial del editor de un periódico.

Netanyahu quien además comentó que su larga carrera política ha sido únicamente “por el bien de la nación”, dijo que la policía se encuentra en una cacería de brujas en su contra y prometió permanecer en el cargo para postularse a la reelección.

A %d blogueros les gusta esto: