Por un desarrollo más equitativo

La cifra ofrecida de por el empresario Juan B. Vicini, de que 150 mil dominicanos entran anualmente al mercado laboral, sin que la mayoría consiga una respuesta debe llamar a la reflexión.

No es solo que pagan salarios pírricos en las empresas, sino que ni el Estado Dominicano ni el sector empresarial tiene respuesta para crear las plazas que se requieren.

Eso hace que muchos tomar el camino más corto para enriquecerse, pero también para perder la vida.

Ya no es suficiente que el gobernador del Banco Central diga en cada ponencia que la economía dominicana sigue creciendo por encima del cinco por ciento.

Es que menos del diez por ciento, es decir los dueños del país, se llevan el 56 por ciento de las riquezas, mientras vemos personas con salarios de miseria.

La sociedad debe despertar, los empresarios deberán comprender que en momentos de estallidos, son los únicos que tienen que perder mucho y al parecer no se han percatado de eso.

El país enfrenta grandes retos y unido a la inseguridad ciudadana, debe darse respuesta al desempleo, y a una tarea pendiente que además merma la fuerza laboral, que es la entrada masiva de ilegales haitianos.

Los empresarios deben jugar un papel preponderante y no dejar que solo quede en manos del gobierno.

El Sol de Santiago, plantea la necesidad de acuerdos, ya no de diálogos, porque se hace impostergable concretar estos propósitos que permitirá un desarrollo más equilibrado y equitativo.

A %d blogueros les gusta esto: