Samaná: Insuperable belleza natural

Por José Bueno