Sigue crisis en el PLD de NY, precandidatas se declaran de brazos caídos y recusan comisión

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK,- La crisis interna que estalló en la seccional Jaime Vargas del PLD, sigue con la reafirmación de ocho de once precandidatas de mantener la impugnación de una encuesta que dio ganadora de la candidatura oficial a diputada en la circunscripción #1 a la dirigente Jacqueline Gülíamo y a ello, le suman ahora la recusación contra la comisión electoral que manejó el proceso, pidiendo que todos los miembros sean cambiados y se integre un nuevo árbitro.

Amenazaron también con parar los trabajos de reclutamiento de nuevos peledeístas, cedulación y empadronamiento y “no mover un solo dedo” en la campaña por la reelección del presidente Danilo Medina.

Las aspirantes, reunidas en rueda de prensa con medios locales la tarde de este jueves 26 de noviembre, reclamaron que el partido, vuelva a hacer el sondeo usando a encuestadoras conocidas, o las que trabajan para el PLD que son ASISA y Sigma Dos, por no confiar en otras empresas que se dedican a ese trabajo sin el debido dominio.

Yberth Rodríguez, portavoz del grupo, leyó un documento en el que las precandidatas dicen que están dejando constancia de su inconformidad “con la supuesta encuesta llevada a cabo.

El documento está dirigido a Lidio Cadet, presidente de la Comisión Nacional Electoral, al presidente estatal de la seccional Frank Cortorreal y al cónsul general Eduardo Selman, miembro del Comité Político, enlace en ultramar y quien dirigió el proceso.

“Los últimos cuatro meses, cada una de nosotras, hemos trabajado muy fuerte en el posicionamiento del PLD y por ende de nuestras candidaturas; a pesar, de haber celebrado la forma de escogencia en la que, se establecía claramente cuáles serían el método y los términos bajo los cuales debían realizar la encuesta”, sostiene la declaración.

“Consideramos que nuestros derechos han sido violentados con la forma y el método usados el cual deja claro la componenda entre su representante y un sector de nuestro partido, porque se estableció que la referida encuesta sería realizada el 13 de diciembre del año en curso, eso no se cumplió”, sostienen las aspirantes.

Señalan que su inconformidad está sustentada en que la supuesta firma encuestadora no cuenta con los conocimientos para realizar dicho trabajo y además, por ser su director un empleado del consulado dominicano.

Dijeron que en el sondeo, el porcentaje más alto de los encuestados, dijeron presuntamente no conocer a las aspirantes, entre ellas activistas comunitarias y empresarias.

Critican el que en la encuesta aparezcan siete empates entre 11 precandidatas. “Técnicamente, eso es imposible”, agregan.

Rodríguez recordó que ella la candidata a diputada en las elecciones de 2012, por lo que es imposible que los supuestos peledeístas encuestados, no la conocieran.

“Nuestra preocupación venía acrecentándose, desde que un miembro de la comisión electoral emitió declaraciones públicas utilizando medios masivos de comunicación, apoyando a una de las aspirantes, en detrimento del partido, el proceso electoral y las demás precandidatas que compitieron en igualdad de condiciones.

Indican que ese apoyo, “violenta el espíritu de unidad que hasta este momento, manteníamos todas las compañeras candidatas”.

LOS SEIS PUNTOS
Las dirigentes peledeístas enunciaron cinco puntos que exigen sean cumplidos para reintegrarse a los trabajos:

Que se realice una nueva encuesta a cargo de una firma independiente, preferiblemente de la República Dominicana, que se haga una nueva encuesta, que ningún miembro de la dirección estatal del PLD tenga ninguna participación y mucho menos empleados del consulado dominicano.

También exigen que la nueva encuesta se realice de manera pública y transparente, que el presidente estatal del partido, el cónsul Eduardo Selman y el presidente en Manhattan del partido, Carlos Feliz, no se involucren en la referida escogencia.

Advirtieron si los líderes del partido, no acogen a sus reclamos, elevarán una instancia ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE) de la República Dominicana, para que se les reconozcan sus derechos constitucionales.

El documento está firmado por Ana Vargas, Yberth Rodríguez, Yomaris Maldonado, Miguelina Núñez, Elida Almonte, Mireya Jiménez, Divina Martínez y Miguelina Echavarría.