16 policías corruptos del NYPD son enjuiciados en El Bronx; hay varios oficiales dominicanos

16 policías corruptos del NYPD son enjuiciados en El Bronx; hay varios oficiales dominicanosMiguel Cruz Tejada

NUEVA YORK,-Dieciséis policías acusados como corruptos, entre ellos varios dominicanos, siguen siendo enjuiciados en  la Corte Suprema de El Bronx, acusados de cientos de cargos que tienen que ver con múltiples delitos relacionados a sobornos, favoritismo en multas a cambio de canonjías, narcotráfico y muchos otros.

Los oficiales, todos miembros del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), fueron acusados luego de una investigación de la Oficina de Asuntos Internos que encontró suficientes evidencias contra ellos.

Entre los dominicanos que están siendo juzgados, figura José Ramos, a quien se acusa de usar sus distintivos policiales para franquear (baquear) a narcotraficantes de El Bronx, incluso amparar el transporte de kilos de cocaína desde ese condado a Brooklyn.

También se le achaca haber tenido conexión con un capo radicado en Miami.

Otros agentes criollos enjuiciados son Virgilio Bencosme, Jaime Payán, Rubén Peralta, Michael Hernández y Luis Rafael Rodríguez.

Rodríguez, fue arrestado también la semana pasada, cuando se fue a los golpes con un vecino suyo que discutió con su mujer y por ese incidente, fue acusado de agresión (asalto).

Entre los oficiales acusados, figuran dos tenientes, varios sargentos y el resto corresponde a clase. La mayoría, se entregó a la fiscalía de El Bronx.

El sindicato que representa a los acusados, ha estado enviando docenas de miembros al tribunal para apoyarlos, e incluso, se han movilizado en las afueras del tribunal.

El caso, comenzó con una investigación interna en el 2009, contra el dominicano Ramos, que era sospechoso de trabajar con un narcotraficante. El oficial Ramos, llevaba 18 años en el NYPD.

El expediente sostiene que él y muchos de los otros acusados, arreglaban las multas impuestas a narcos a cambio de regalos caros y dinero en efectivo.

La esposa de Ramos, Wanda Abreu (dominicana), también está acusada de participar en una conspiración para matar un testigo contra su esposo, recibiendo la orden de su marido desde la cárcel de Rikers Island, donde está recluido.

Los fiscales sostienen que el ex oficial, que viajaba frecuentemente a la República Dominicanas con boletos de avión pagos por otros presuntos narcos, “falló a las pruebas de integridad, cada vez que los investigadores lo usaron para que transportara drogas”.

El fiscal adjunto Omer Wiczyk, dijo que “él, no falló, porque no conociera las leyes que juró defender, fracasó, porque se creía estar por encima de la ley”.

Añadió el fiscal que “Ramos, es tan culpable como tan largo es el día”.

El ex policía cayó, cuando la policía recibió una denuncia anónima de que estaba vinculado a un grupo de narcotraficantes de El Bronx, a los que les transportaba drogas desde ese condado a Brooklyn.

Los fiscales arguyen que un narco conocido como Lee King, le entregaba docenas de libras de marihuana a Ramos, quien ordenada la distribución de su barbería y otras peluquerías.

El peluquero Harry Mingo, amigo del ex policía, era uno de los principales contactos y miembro del grupo criminal y usó tarjetas de créditos falsas para comprar electrodomésticos en varias tiendas, lo que llevó a los investigadores hasta él.

Los documentos de la corte, alegan que Mingo, al verse acorralado, aceptó ser informante de la policía para delatar a Ramos y otros cómplices.

El informante fue usado para hacer transacciones de drogas con el ex policía y en una ocasión Mingo le dijo a Ramos, que podrían ganarse hasta $60.000 dólares en una sola transacción.

Ramos, le aseguró que iría uniformado de policía. También se dividió $30.000 dólares de la venta de efectos comprados con tarjetas de crédito clonadas.

El abogado Kruger, dijo que el ex policía, no debió haberse embolsillado el dinero sucio, “pero de ninguna manera, es culpable de robo”.

Pero el “comprador” de los efectos, era un policía encubierto de los que investigaban a Ramos.

Al ex policía dominicano, se le acusa también de transportar heroína para un narcotraficante de Miami, conocido como “Lolo” y le ofreció usar el uniforme, el cartel del NYPD en su vehículo y la placa.

En relación a la conspiración para asesinar al testigo, desde la cárcel de Rikers Island, Ramos se enfrenta a otros cargos por separado.

En ese caso, la fiscalía dijo que complotó desde su celda en el 2012, dándole la orden a su esposa para matar a Mingo.

El ex policía le dijo a su mujer que tomara dinero prestado, que pagarían con el dinero de su pensión para contratar al sicario.

Los investigadores de Asuntos Internos, grabaron 16 conversaciones en las que intervino Ramos.