Aduanas somete empleados y presidente de empresa por evasión y corrupción

La Dirección General de Aduanas (DGA) se querelló formalmente contra tres de sus empleados y el presidente de una empresa de transporte de mercancías (mudancera), que supuestamente se dedicaban a despachar furgones repletos de artículos sin aplicar la verificación y controles aduaneros, práctica por la que alegadamente recibían dinero y al mismo tiempo afectaban las recaudaciones fiscales con la evasión de millonarias sumas por concepto del no pago de los impuestos.

Al mismo tiempo, la DGA solicitó a la Procuraduría Fiscal de Santiago que amplíe y profundice las investigaciones para establecer las responsabilidades penales de los implicados y de otros posibles vinculados  con la actividad delictiva, en lo que se cree es una banda organizada dedicada a la evasión y al tráfico de mercancía a través de agencias de envíos de cargas que operan en territorio norteamericano y la República Dominicana.

Los sometidos por ante la Fiscalía de Santiago son el subcolector Adalberto Rosa Rosario; Herald Estévez Peña, encargado de almacén de la DGA para la empresa Now Logistic; Miguel Ángel de Jesús Lazala Cabrera, aforador II de Aduanas, asignado a la empresa citada, y José Ignacio Zapata, presidente de la empresa de carga Papo Shipping.

Este martes, la Fiscalía de Santiago realizó varios allanamientos y detuvo a por lo menos cuatro personas y persigue a otros.  Durante los operativos que se iniciaron esta madrugada, la Fiscalía de Santiago se incautó de vehículos, dinero, locales y otros bienes.

En torno a los hechos, el director general de Aduanas, licenciado Rafael Camilo, advirtió que “el que las hizo que las pague…”, y aseguró que las investigaciones en torno a la defraudación millonaria en perjuicio de la DGA “se profundizarán caiga quien tenga que caer”.

En las investigaciones, por versiones de algunos de los implicados, el grupo supuestamente recibía un estimado de entre 800 mil y 900 mil pesos semanales por dejar pasar los contenedores sin ser verificados.

Oficiales de la DGA de los departamentos de Fiscalización y Auditoría han ampliado las investigaciones contables a una gran cantidad de expedientes y despachos de mercancías de los últimos meses.

El grupo retiró de los depósitos fiscales de Santiago una gran cantidad de mercancías en contenedores, burlando los controles aduanales, y por lo que habrían cobrado fuertes sumas de dinero.

Un informe de la Supervisoría General de Seguridad e Inteligencia y la División de Asuntos Internos de la DGA, al mando del general Claudio Peguero Castillo, precisa que varias empresas “mudanceras” que se dedican a traer cargas desde Estados Unidos son investigadas por las graves irregularidades, y al menos otras seis personas también son indagadas por la evasión.

El informe rendido por los investigadores al director general de Aduanas, licenciado Rafael Camilo, recomendó la cancelación y sometimiento a la justicia de todo el personal vinculado al fraude.