Arzobispo Santiago critica gobierno por caso embajador EEUU

Monseñor Freddy Bretón Martínez consideró que las autoridades “deberían tener dignidad y vergüenza, que fue lo que le sobró a Duarte y los trinitarios”.

Califican atinada medida Banco CentralSANTIAGO.- El arzobispo de la arquidiócesis de esta ciudad lamentó esta mañana que el gobierno no haya respondido el pedido hecho por la Conferencia del Episcopado Dominicano, en torno a los supuestos mensajes en pro del homosexualismo que asegura lleva a centros escolares el embajador estadounidense en el país, James Wally Brewster.

Monseñor Freddy Bretón Martínez reclamó a las autoridades que digan presente en torno a esa denuncia, en el entendido de que, de no hacerlo, se estaría insinuando que República Dominicana es un país de borregos “con líderes genuflexos a lo que diga el imperio”.

El prelado se refirió al tema al pronunciar la homilía en el Te Deum celebrado esta mañana en la Catedral Santiago Apóstol el ayer, de esta ciudad, con motivo de la conmemoración del aniversario 172 de la Batalla del 30 de Marzo.

Ante decenas de funcionarios públicos y siguiendo con el tema, monseñor Bretón Martínez consideró que las autoridades “deberían tener dignidad y vergüenza, que fue lo que le sobró a Duarte y los trinitarios”.

“Antes había dignidad pero ahora no, porque ahora la amenaza viene solapada y hasta descarada y no hay quien diga una palabra y el país tiene que callar y tragar todas las imposiciones del imperio, lo que no entenderían los fundadores de la Patria”, indicó.

Para monseñor Bretón Martínez, quien deshonra a la Patria no tiene derecho a mencionar ni el 30 de Marzo ni nada, porque se debe ser coherente.

En otro aspecto, el arzobispo santiaguero pidió a la ciudadanía examinarse y analizar a cada persona cuando se trate de funcionarios públicos “y al momento de elegir, mucho más, pues tenemos que confrontarlos con la sangre de nuestros mártires, para saber si cualifican como ciudadanos y como autoridades”.

Para monseñor Bretón Martínez hay gente que se avergüenza de Duarte, Dios y la Patria pero no de la libertad, porque la entiende como libertinaje.

“Somos país pobre y pequeño pero con honor y, si hay que morir, se muere, aunque no estemos para la guerra, pero si es para no dejar pisotear pues, por los principios, hay que estar dispuestos a morir”.

Los actos con motivo del aniversario 172 de la Batalla del 30 de Marzo comenzaron con el enhestamiento de la Bandera Nacional, en el parque Imbert y culminarán esta tarde con un desfile cívico-militar, que contará con la asistencia del presidente Danilo Medina.