Asciende el número de víctimas tras el paso de Florence

Voz de América-Redacción,-La tormenta Tropical Florence continúa lentamente su paso hacia el este de Carolina del Sur, informó este sábado en la mañana el Centro Nacional de Huracanes (CNH) en Miami.

Florence, que a inicios de semana estaba catalogado como un huracán de categoría 3 y este viernes fue degradado a tormenta tropical, continuará produciendo inundaciones catastróficas en ambas Carolinas por los próximos días, indicó el CNH.

Las autoridades de Carolina del Sur informaron del primer deceso del estado causado por Florence, con lo que el número total de víctimas de la tormenta asciende por lo menos a cinco en ambas Carolinas.

Una mujer de 61 años de edad falleció a últimas horas del viernes cuando el vehículo que conducía chocó contra un árbol que cayó sobre la carretera 18 cerca de la ciudad de Union.

El capitán de la Patrulla de Caminos de Carolina del Sur, Kelley Hughes, dijo que la mujer, que llevaba puesto el cinturón de seguridad, murió en el lugar. No había pasajeros en el vehículo.

El árbol quedó a unos dos metros (6 pies) sobre la superficie de la carretera, por lo que el techo del vehículo fue lo que golpeó contra el árbol, agregó Hughes.

Desde su llegada el viernes en la mañana, Florence ha dejado 6 muertos, entre ellos una mujer y su bebé, y al menos unas 22.000 personas alojadas en 150 refugios.

Las otras cinco víctimas se registraron en Carolina del Norte. Este número fue confirmado por el gobernador Roy Cooper.

Primero, se confirmó que una mujer y un bebé fallecieron cuando un árbol cayó sobre una casa, de acuerdo con un tuit de la policía de Wilmington.

Luego, la oficina del gobernador dijo que una persona murió cuando conectaba un generador y otras cuando fue llevado por los fuertes vientos registrados.

También se confirmó la muerte de una mujer debido a un ataque al corazón en Hampstead, donde la tormenta fue un factor determinante en el deceso.

Al rededor de 10 millones de personas podrían verse afectadas por esta tormenta.

En Carolina del Norte, los socorristas fueron de puerta en puerta para pedirle a la gente que evacúe. Usaban botes inflables para sacar a otros de las casas que ya estaban sumergidas, mientras los remanentes del meteoro seguían trayendo más lluvia, preparando el escenario para lo que podría ser una de las inundaciones más desastrosas de la historia del estado.

Trabajadores de empresas de servicios intentaban restaurar la energía. Cerca de 772.000 personas estaban sin electricidad en Carolina del Norte, junto con 172.000 en Carolina del Sur.

A medida de que se vaya adentrando en el país, los pronosticadores esperan que Florence se debilite aún más. Podría convertirse en una depresión tropical para el sábado en la noche.

La Casa Blanca indicó el sábado que el presidente Donald Trump ya aprobó los fondos federales para algunos condados a través de una declaración de desastre para Carolina del Norte y pondrá fondos a disposición de la gente en los condados de Beaufort, Brunswick, Carteret, Craven, New Hanover, Onslow, Pamlico y Pender

Trump, quien conversó con algunas autoridades locales el viernes, planea visitar la zona la semana entrante.

A %d blogueros les gusta esto: