Atracadores que asesinaron repartidor dominicano de pizzas en Boston serán condenados a cadena perpetua

Atracadores que asesinaron repartidor dominicano de pizzas en Boston serán condenados a cadena perpetuaMiguel Cruz Tejada

NUEVA YORK,- Dos atracadores que asesinaron en septiembre del 2010, al repartidor dominicano de pizzas, Richel Nova de 58 años de edad, en un suburbio de Boston, serán sentenciados mañana miércoles a cadenas perpetuas (una para cada uno) en la Corte Superior del condado Suffolk, donde la semana pasada fueron declarados culpables de asesinato en primer grado.

La novia de uno de ellos, Yamiley Mathurin, de 21 años, se había declarado culpable y fue condenada a 40 años.

El asesinato ocurrió el primero de septiembre del referido año, a las 11:00 de la noche en el sector Hyde Park. Nova, fue acuchillado 16 veces en distintas partes del cuerpo y los atracadores le robaron el dinero que llevaba consigo, producto de cobros de las entregas y las propinas.Los acusados, Alexander Gallett de 22 y Michel Saint Jean, 24 años de edad, emboscaron al padre dominicanos de dos hijastras, quien trabajaba haciendo entregas en una franquicia de Domino Pizza, para ayudarse a pagarse los estudios universitarios de sus ambas jóvenes, después que los matones llamaron para hacer un pedido desde una casa abandonada.

Los atracadores matones, pidieron dos pizzas, las que Nova repartía en un carro Subarú color verde de su propiedad.

Ese mismo día, la víctima había llamado a Michelle Romero, una de sus hijastras para decirle que estaba feliz, porque ella había comenzado su primer año en la universidad.

El dominicano acababa de regresar a Boston desde North Adams, donde había ayudado a la gemela de Michelle, Marlene, a dejarla en la escuela. Había sido un gran día, Nova, Marlene, y su madre habían escuchado la radio y se rieron mientras desempaquetaban las cajas. Cansado por el largo viaje y el trabajo de la noche anterior, Nova, tomó una siesta en la cama de su hijastra Marlene mientras organizaba su cuarto.

Michelle quería seguir hablando con su padre cuando él la llamó en la escuela, en Washington, DC, pero ella estaba estudiando.

“Él nunca me va a devolver la llamada”, dijo ella Michelle Romero, ahora de 24 años, antes de que los asesinos fueran sentenciados.

Su hermana estaba a su lado, frotando su hombro y llorando, mientras que Michelle luchaba entre sollozos para poder relatarle a la corte, lo que había perdido.

Dos hombres fueron declarados culpables el martes de la semana pasada en un juicio de dos semanas que incluyó testimonios gráficos, fotos horribles, y una confesión grabada.

La sentencia de por vida para ambos atracadores, es automática y estos, no tendrán derecho a solicitar libertad condicional en ningún momento.

La evidencia era más fuerte contra Gallett, quien confesó haber apuñalado a Nova y cuya sangre fue encontrada en la escena, la casa abandonada en Hyde Park.

Gallett había estado a punto de declararse culpable de asesinato en primer grado en agosto y renunciar al juicio con jurado, dijo el abogado William White, su defensor, después que los veredictos del jurado fueron leídos el martes.

Después de la decisión de los jurados, Gallett parecía físicamente inestable, y los oficiales de la corte le ayudaron a salir de la sala del tribunal.

Su cómplice, Saint Jean, por su parte, parecía tranquilo, asintiendo con la cabeza cuando Eduardo Masferrer, su abogado, le susurraba palabras al oído.

Saint Jean, había intentado convencer al jurado de que a pesar de que estaba en la casa de Hyde Park, no participó en el asesinato, pero, el jurado compuesto por siete hombres y cinco mujeres, no le creyeron y además de condenar a los dos hombres por asesinato en primer grado, los declararon culpables también de robo a mano armada y allanamiento de morada.

Gallett y Saint Jean están programados para ser condenado miércoles por la mañana, junto con Yamiley Mathurin, 21, la novia de Gallett en el momento de la matanza. Ella se declaró culpable de homicidio, robo a mano armada y allanamiento de morada.

Después de apuñalar a Nova, Saint Jean y Gallett se llevaron el dinero, el carro y las pizzas que tenía la víctima para entregar a otros clientes.

Jurado Michael Rosenthal, un médico de 39 años de edad, dijo que las pruebas demostraban claramente ambos hombres eran culpables de asesinato en primer grado, según las teorías de la atrocidad y crueldad extrema, y homicidio preterintencional.

El hijastro de Nova, Irving Lara de 26, contuvo las lágrimas cuando subió al estrado y e identificó una foto de su padre ante el jurado. Incluso, Gallett lloró cuando la fiscal adjunta, Jennifer Hickman mostró un video de la escena del crimen en el que aparece el cuerpo de Nova tendido en el suelo.

Los fiscales dijeron que la novia del atracador, salió fuera de la casa y le pidió a Nova, que fuera arriba por la parte posterior, alegando que ella había olvidado su billetera, según los fiscales.

Cuando Nova entró por la puerta, Gallett y Saint Jean comenzaron a atacar al dominicano en un asesinato brutal que duró varios minutos.

Nova fue arrastrado de un porche cerrado, a través de la cocina, y en un dormitorio, donde murió. Había sido apuñalado 16 veces.

Los vecinos que escucharon la lucha y vio a tres personas dejan en el coche de Nova corrieron a la casa y encontraron una escena horrible: sangre en las paredes y en el suelo, junto con las alas de pollo dispersos.

A %d blogueros les gusta esto: