Buscan variar coerción por alijo dólares Haina

Buscan variar coerción por alijo dólares HainaMaxwell Reyes

SANTIAGO.-Los jueces de la Corte de Apelación aplazaron para el próximo viernes el conocimiento de un recurso en el que abogados buscan variar la medida de coerción de 10 meses que pesa sobre, Miguelina Franco y Luisa Amelia Fermín Hernández, vinculadas a más de 2 millones de dólares que fueron decomisados el pasado mes de abril en el puerto de Haina y varios paquetes de drogas incautados durante allanamientos en dos residenciales de esta ciudad.

El tribunal presidido por la magistrada Martha Martínez, aplazó la audiencia porque también el Ministerio Público apeló la coerción, ya que, habían solicitado 18 meses de prisión preventiva en contra de las imputadas que son señaladas como la pareja y la madre, del principal sospecho del caso, Fernando José Esteffani Fermín, quien se encuentra prófugo.

Mientras, que el letrado Pantaleón Mieses, abogado de la imputada Miguelina Franco, adelantó que buscan que la medida de coerción se anulada o variada y que el tribunal imponga otra que no sea privativa de libertad.

Franco, junto a la madre del principal sospecho, la señora Luisa Amelia, de 68 años y quienes guardan prisión preventiva, en el Centro de Correccioón y Rehabilitación (CCR) Rafey mujeres son acusadas por las autoridades de pertenecer a una red internacional de narcotráfico y lavado de activos.

Las autoridades también persiguen a, Josuan Enmanuel Fernández Fernández, Marcos Freiki Peña y Francisco Vargas, así como al venezolano Diego Fernando Gutiérrez Delgado, y el colombiano Luis Carlos Gutiérrez Morales.

Por este caso, el Ministerio Público en al menos 14 allanamientos se incautó de bienes millonarios, entre ellos nueve apartamentos, 25 vehículos, quince de ellos de lujo, una lancha, motocicletas, una finca, varias armas de fuego y además 40 paquetes de cocaína.

El grupo es acusado de los envíos de dólares, que eran realizados a través de una compañía que hace mudanzas desde los Estados Unidos y llegaban en contenedores al muelle de Haina Oriental, mezclados con mercancías diversas y productos comestibles.

A %d blogueros les gusta esto: