Camino critica regidores y alcaldes hagan del erario un botín

Camino califica corrupción de cáncerMaxwell Reyes

SANTIAGO.-El semanario católico Camino crítica que regidores y alcaldes legislen para beneficio de ellos mismos y que con estas acciones hacen del erario un botín de guerra, y una piñata, antes de que termine el período para el cual fueron elegidos.

El Arzobispado de esta ciudad en el escrito titulado “El botín” que aparecerá este domingo, señala que las aspiraciones de la población van por rutas paralelas a las asumidas por los alcaldes y regidores del poder municipal.

“Mientras nuestra gente de los barrios reclaman el arreglo de calles, limpieza, campos santos dignos para nuestros difuntos, ordenación del tránsito, promoción del deporte y difusión de la cultura, los integrantes de muchas alcaldías del país sólo piensan en sus intereses particulares”, apunta.

Camino califica como una burla lo ocurrido recientemente en el Ayuntamiento de San Francisco de Macorís, cuando en una sesión extraordinaria el pasado 31 de diciembre, al alcalde se le aumentó su salario de RD$95 mil a RD$150 mil al mes, la vicealcaldesa de RD$55 mil a RD$95 mil, y los regidores de RD$44 mil a RD$80 mil.

“Esto no puede continuar frente a la mirada indiferente de la población. Sencillamente es una burla a tantas personas que trabajan arduamente recibiendo un salario de miseria, que apenas les permite subsistir”, agrega el semanario católico.

Por igual subraya que cada incremento en el salario de estos funcionarios es una disminución al presupuesto que tiene esa institución para dedicarlo a elevar la calidad de vida de los munícipes.

“Qué lejos está la clase política dominicana del pensamiento de Duarte forjador de nuestra nacionalidad, que concebía el poder municipal de otra manera”, precisa.

Puntualiza el semanario católico que con estas conductas “nos damos cuenta de lo rápido que se olvidan las promesas electorales” y que para muchos de estos políticos lo importante es llegar al poder y continuar la fiesta de despilfarro y olvido de la justicia social.