• 22 septiembre, 2020

Candidata opositora de Bielorrusia llega a Lituania tras cuestionados comicios

Por Voz de América – Redacción

La candidata de oposición de Bielorrusia, Sviatlana Tsikhanouskaya, abandonó Bielorrusia y se encuentra actualmente en la vecina Lituania.

Tras las elecciones del domingo, el país ha protagonizado manifestaciones que incluyeron choques entre los protestantes y la policía.

Tsikhanouskaya, quien rechazó los resultados oficiales que la mostraban perdiendo frente al veterano presidente Alexander Lukashenko, dijo que salir de Bielorrusia fue “una decisión difícil”, pero que lo hizo por el bienestar de sus niños.  Esta es la sexta vez consecutiva en que Lukashenko es declarado ganador de elecciones presidenciales.

«Sé que muchos me comprenderán, muchos me juzgarán, y muchos empezarán a odiarme”, dijo Tsikhanouskaya. «Pero que Dios no permita que nadie tenga que afrontar la encrucijada que tuve que afrontar”.

«Gente, por favor cuídense», dijo la política opositora. «Lo que está ocurriendo ahora no vale una sola vida».

El martes, el ministro de Relaciones Exteriores de Lituania, Linas Linkevicius, tuiteó que  Tsikhanouskaya estaba segura en su país. Tsikhanouskaya se ocultó poco antes de las elecciones del domingo, luego que la policía detuviera a dos funcionarios de alto nivel y a otros siete miembros de su campaña. Reapareció para depositar su voto.

Lukashenko, que ha estado en el poder durante los últimos 26 años, dijo el lunes que los manifestantes de oposición afrontarían una cruenta represión. Los describió como ovejas manipuladas por amos extranjeros.

«Respeten la ley y así todas estas conversaciones sobre represión cesarán”, dijo Lukashenko.

Vídeos de los choques muestran a manifestantes siendo agredidos por la policía con porras el lunes por la noche. La policía también usó granadas de aturdimiento, gases lacrimógenos y cañones de agua. La policía dijo el lunes que un manifestante murió en la capital, Minsk, cuando intentó lanzar un artefacto explosivo que le explotó en una mano.

Grupos de derechos humanos dijeron que un manifestante murió tras ser atropellado por un camión de la policía, lo cual fue negado por las autoridades. Los grupos de derechos humanos también dijeron que docenas de personas habían sido lesionadas por las agresiones policiales. Varios centenares de manifestantes han sido arrestados.

Fotos y vídeos de las protestas circulaban en el internet, a pesar de los esfuerzos del gobierno por restringir el acceso a las redes sociales.

La Comisión Central Electoral dijo el lunes que tras contar todos los votos, Lukashenko recibió el 80,23 por ciento de los votos, y la candidata opositora, Sviatlana Tsikhanouskaya, un 9,9 por ciento.

Tsikhanouskaya dijo que no reconocía dichos resultados.

«Ya hemos ganado pues hemos venido nuestro miedo, nuestra apatía y nuestra indiferencia”, dijo. Tsikhanouskaya presentó una solicitud formal de un recuento a la Comisión Central Electoral.

Funcionarios internacionales también cuestionaron la legitimidad de la elección, así como la represión de los manifestantes. Observadores extranjeros no han considerado una elección bielorrusa como libre y justa desde 1995, según reportó la agencia Reuters.

El secretario de Estado norteamericano Mike Pompeo dijo el lunes estar “profundamente preocupado” por la situación, señalando que las intimidaciones y restricciones en el acceso a la votación para los candidatos de oposición, así como la falta de observadores independientes en las estaciones de votación habían “contaminado el proceso”.

“Urgimos al gobierno de Bielorrusia a que respite los derechos de todos los bielorrusos para participar en reuniones pacíficas, a evitar el uso de la fuerza, y a liberar a los que han sido erróneamente detenidos”, dijo Pompeo. “Condenamos enérgicamente la actual violencia contra los manifestantes y la detención de simpatizantes de la oposición, así como el uso de cierres del internet para limitar la capacidad del pueblo para compartir información sobre las elecciones y las manifestaciones”.

“El acoso y la violenta represión de manifestantes pacíficos no tiene lugar en Europa”, escribió en Twitter, Ursula von der Leyen, presidente de la Comisión Europea. “Hago un llamado a las autoridades bielorrusas para asegurar que los votos en la elección del domingo sean contados y publicados de forma exacta”.

En una declaración conjunta, los presidentes de los vecinos Lituania y Polonia, exhortaron a Bielorrusia a cooperar con la Unión Europea y preservar los estándares democráticos básicos”.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg dijo que la organización “condena la violencia contra manifestantes pacíficos”.

“Los derechos fundamentales deben ser respetados”, dijo.

El presidente ruso Vladimir Putin felicitó a Lukashenko el lunes por su victoria.

Manifestaciones de protestas tuvieron lugar también en otras ciudades de Bielorrusia como Gomel, Grodno, Vitebsk and Brest, donde las autoridades usaron gases lacrimógenos.

Comentarios