• 29 noviembre, 2020

Colombia evalúa reabrir la frontera con Ecuador en noviembre

Por Manuel Arias Naranjo

BOGOTÁ, (VOA),- El presidente de Colombia, Iván Duque, anunció esta semana que trabajará con su homólogo de Ecuador, Lenín Moreno, con vistas a reabrir la frontera con la nación vecina el 1 de noviembre, lo que supuso cierta esperanza para comerciantes en la zona fronteriza, impactados por el cierre decretado desde marzo pasado como medida de contención del coronavirus.

Duque afirmó el lunes que su gobierno trabaja con el vecino país para establecer los protocolos de bioseguridad que permitan una reapertura segura.

“Mirando el caso colombiano y el comportamiento de la pandemia en el departamento de Nariño, yo creo que tenemos ya un camino positivo, lo que esperamos esta semana es que podamos tener una teleconferencia con el equipo de Ecuador, y ponernos la tarea de poder hacer esa reapertura, a partir del primero de noviembre», afirmó el mandatario colombiano.

Y es que a pesar de que el gobierno colombiano ha implementado líneas de apoyo para industriales y comerciantes, solo en Pasto, la capital del sureño departamento de Nariño “se estima que 30.000 empleos se han perdido por la pandemia”, según reseña el alcalde de la ciudad, German Chamorro, quien añade que sólo unos 15.000 se han recuperado desde que el gobierno levantó las restricciones de movilidad.

Por su parte, en el fronterizo municipio de Ipiales, la economía está prácticamente paralizada, desde que la frontera con Ecuador fue cerrada. Solo la apertura del paso fronterizo traería la tan anhelada reactivación económica, manifestó Andrés Jiménez, representante del gremio de comerciantes el departamento.

“La reactivación de la economía en Ipiales y en todos estos municipios, como también en Pasto, se da si y solo sí, se abre la frontera”, indicó el comerciante, que junto a colegas de su sector ha encabezado movilizaciones pacíficas para exigir la reapertura de la frontera. Hasta ahora, solamente cruzan ciudadanos colombianos o ecuatorianos por un corredor humanitario habilitado por las autoridades migratoria de los dos países.

Mientras tanto, otros sectores también esperan con ansias la reapertura. La zona es paso obligado para los migrantes venezolanos, que provenientes de Argentina, Chile, Perú y el mismo Ecuador, emprendieron el retorno a su país, o que, ahora, al levantarse las restricciones de movilidad en los países del área, en medio de la reactivación económica, han emprendido otra vez camino originando una nueva ola migratoria hacia el sur del continente.

Ante el cierre fronterizo, los migrantes han tenido que recurrir a cruces ilegales, exponiendo sus vidas, como lo indica Anthony Silva, líder de la comunidad migrante en el departamento de Nariño.

“Últimamente se han visto cosas muy preocupantes: asesinatos, hurtos, incluso hasta secuestros”, afirma.

Comentarios