Comerciantes dominicanos en Baltimore afectados por violencia en protestas

Comerciantes dominicanos en Baltimore afectados por violencia en protestasMiguel Cruz Tejada

NUEVA YORK,- Numerosos comerciantes dominicanos radicados en Baltimore (Maryland), dijeron que han sido afectados por la violencia desatada en los últimos días por la muerte del afroamericano Freddie Gray a manos de seis policías.

Edwin Gutiérrez, propietario de una popular barbaría en esa ciudad, es uno de los negociantes criollos que se queja tanto de los disturbios violentos como del toque de queda de seis días, que fue levantado este sábado por las autoridades.

El barbero dijo que está de acuerdo con protestas pacíficas, porque incluso, el toque de queda afectó la asistencia a centros en los que se pasaba la pelea entre Floyd Mayweather y Manny Pacquiao.

“Hoy hay una pelea super buena y nadie podrá ir a una barra  o un restaurante a verla ni a compartir con las amistades, porque todos los negocios están prácticamente cerrados”, añadió Gutiérrez.

Alberto Pérez dueño de una bodega señaló que su negocio estuvo a punto de ser saqueado por violentos manifestantes, pero que “gracias a Dios el agua no llegó al río”.

María Trinidad, quien lleva más de 20 años viviendo en Baltimore y tiene un salón de belleza, dijo que no ha podido abrir debido al toque de queda, además del miedo de la clientela a moverse en las calles.

Los seis agentes fueron  acusados por homicidio involuntario en la muerte de Gray, quien fue arrestado quien sufrió una lesión grave en la espina dorsal dentro del vehículo policial, esposado y sin el cinturón de seguridad.

El expediente está en manos de un Gran Jurado que determinará si hay causa probable para acusar oficialmente a los policías.

El video de una cámara de seguridad, muestra a Gray de 25 años de edad, cuando estaba en el interior del patrullero policial, pero no el momento en el que comenzó a sufrir la lesión por la que días después murió en un hospital.

La vacilación  de las autoridades de Baltimore para acusar a los agentes, provocó los peores disturbios en décadas en una ciudad importante de Estados Unidos, después de las violentas protestas en Los A Angeles (California) por la muerte de Rodney King y la del dominicano Kiko García en el Alto Manhattan de Nueva York en la década de los noventas.

Numerosos negocios fueron  saqueados y quemados. Alrededor de 60 carros patrullas de la policía corrieron la misma suerte y la uniformada y la Guardia Nacional detuvieron a casi 300 manifestantes.

Las protestas estuvieron matizadas también por enfrentamientos entre policías, militares y civiles.

Desde que se decretó el toque de queda, la medida fue desobedecida por cientos de manifestantes que volvieron  a las calles. La disposición fue levantada el sábado a medianoche, después que las autoridades dijeron que los focos de violencia habían sido sofocados y que la situación “está bajo control”.