Corte Suprema de Colombia ordena liberación de excomandante de las FARC

 

VozdeAmérica-Redacción,-La Corte Suprema colombiana ordenó el miércoles la liberación inmediata del excomandante de las desaparecidas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Jesús Santrich, acusado de narcotráfico.

Los abogados de Santrich habían impugnado una decisión judicial que ordenaba que fuera juzgado por la justicia ordinaria y no por la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), creada tras el acuerdo de paz firmado por la FARC y el gobierno colombiano a fines de 2016.

“Por unanimidad la Sala de Casación Penal declaró fundada la impugnación de competencia presentada por la defensa del exjefe guerrillero y dispuso el envío inmediato del expediente por narcotráfico en su contra a la Sala Especial de Instrucción de la Corte”, indicó el máximo tribunal en un comunicado.

Santrich se encuentra en una celda de la fiscalía, bajo estrictas medidas de seguridad.

Uno de sus abogados, Gustavo Gallardo, dijo a The Associated Press tras enterarse del fallo que su cliente debe quedar en libertad inmediatamente. “Nos dirigimos a la fiscalía para que se cumpla esta decisión”, afirmó.

Santrich, de 52 años, es requerido por narcotráfico en Estados Unidos. Ese país pidió su detención y extradición en 2018, pero recientemente la JEP -encargada de juzgar los crímenes cometidos durante conflicto armado de Colombia- ordenó su liberación al considerar que no existían suficientes pruebas para extraditarlo.

Hace unos días todo indicaba que Santrich sería liberado de la cárcel de La Picota, donde estuvo preso 13 meses, pero momentos después fue recapturado por la policía colombiana alegando que se habían recopilado pruebas de último minuto que indicaban que el exguerrillero planificó un envío de cocaína a Estados Unidos meses después de que las FARC firmaran el tratado de paz.

El excomandante de las FARC no había encarado a la justicia porque la semana pasada, cuando debía confrontar a una jueza, su defensa argumentó que ella no tenía fuero para juzgarlo. Según dijo, Santrich debía aparecer ante un tribunal de la JEP porque logró una banca en el Congreso tras las elecciones legislativas de 2018. Sin embargo, nunca tomó posesión y su puesto lo ocupa un suplente.

Luego de que se diera a conocer el fallo otro excomandante de la guerrilla y ahora senador por el partido político de las FARC, Carlos Antonio Lozada, dijo a la AP que están “muy satisfechos” con la decisión. “Parece que se restablecen los derechos de Santrich que habían sido vulnerados, pero además le reconoce su condición de aforado (que está protegido por fueros parlamentarios), lo que permitirá que ahora se posesione en el Congreso”.

Horas después de la decisión de la Corte, la Procuraduría General pidió a la sala especial de este ente que “ordene la captura de Santrich para ser escuchado en indagatoria por los presuntos delitos de concierto para delinquir con fines de narcotráfico, tráfico o porte de estupefacientes agravado”.

Debido a esta situación, el presidente Iván Duque y sus asesores jurídicos se encuentran reunidos para evaluar lo acontencido con la situación penal de Santrich.

Por otra parte, la policía informó a AP la muerte de uno de los jefes de finanzas de las disidencias de las FARC en un combate la víspera. Conocido con el alias de “Orejas”, era uno de los exguerrilleros más buscados por el gobierno del presidente Iván Duque y por él se ofrecía una recompensa de 1,7 millón de dólares.

En el combate con las fuerzas de seguridad también murió otro exjefe guerrillero -alias “El Culebro”-, fueron capturados tres disidentes y se decomisaron varias armas de fuego y granadas de fragmentación.

El comandante de las fuerzas militares, general Luis Navarro, dijo recientemente a la AP que desde la firma del acuerdo de paz hay unos 1.700 disidentes de las FARC en todo el país.