• 2 junio, 2020

CULTURA VIVA

Por Lincoln López

LA OTRA CARA DEL MEDICO

“La otra cara del médico” es el conjunto de artículos periodísticos publicados semanalmente y durante diez años por su autor,  reunidos ahora en formato de libro.

Es una cara que observa, oye, analiza y habla lo que le ocurre a sus congéneres, más allá del ámbito clínico, de los recetarios, las cirugías, los partos, en fin, de todo ese importante mundo de la ciencia médica. Es verse cara a cara con su otro yo: el ser humano.

La Problemática Social ocupa el lugar número uno del índice temático de la obra con 78 escritos. La Educación inicia la edición con 15, luego le sigue la Política con 9,  la Medicina con 49, las Sociales con 9 y Humanismo con 27. En esa clasificación temática encontramos títulos como estos: “¡Cuídate de los “Guardianes” que te cuidan!”.

“El Dominicano no es tan malo”.  Demanda médica: guerra anunciada. Depresión post-electoral. Un llanto por España.

El autor tiene dominio para tratar estas cuestiones tan aparentemente distantes por varias razones. Porque proviene de las entrañas mismas del pueblo, y por lo tanto, conoce a fondo el “FODA” de ese ambiente, es decir, las fortalezas y oportunidades, las debilidades y amenazas. Algunas le fueron dadas en su formación hogareña y educativa, pero en otras ocasiones él tuvo que salir a buscarlas y decidir por cuenta propia y anclarse un tiempo en ellas aunque con efectos personales permanentes. En las artes marciales primero, y en las artes escénicas, después. En el mundo del teatro nos conocimos, nos tratamos,  hasta alcanzar la dimensión  de hermanos. Incursionó con éxito en la radio y en la televisión. El teatro, la radio y televisión, así como su afición a los textos clásicos culturales, ha logrado destacarse como excelente orador y maestro de ceremonias. Excelencia que es posible gracias a su carisma y talento natural y a su permanente rostro de adolescente.

Graduado con honores académicos en sus estudios básicos. Sin recursos económicos suficientes y gracias a becas y créditos por su talento y comportamiento ejemplar, logró  investirse como Doctor en Medicina de la PUCMM. Especialista en Ginecología y sub especialidad en perinatología y ha sido reconocido como Maestro Latinoamericano de la Ginecología y Obstetricia (Argentina. 2008).

Posee una personalidad extrovertida, dinámica y universal,  por lo que no es raro encontrarlo en múltiples actividades. Como jugador de sofball como picher, o en la política partidarista, en la cooperativa médica, en la cátedra universitaria, presenciando una obra de teatro o llamándome un domingo a mi celular, asombrado con la Madre Naturaleza atravesando la montaña, del otro lado de Jarabacoa. Lugar de un hotel que aún no logro encontrar.

Por eso, la lectura de este libro al tener el sello inconfundible de su personalidad libre pero no anarquizada, resulta atractivo, amén de la diversidad temática que cualquier lector se siente identificado con más de uno. Otro factor a considerar en estos tiempos de imagen, es la calidad de la edición. Un trabajo profesional bien hecho.

Con mucha honra me refiero al Dr. Francisco Oscar Espino Torres.

Comentarios