• 21 julio, 2024

Demanda del presidente Abinader no llegue con manos vacías cuando venga a NY

Por Ramón Mercedes

NUEVA YORK.- El miembro de la Dirección Nacional del Partido Alianza País (AlPais) y ex candidato a diputado por la circunscripcion 1-USA, profesor Juan Villar, demandó del presidente Luis Abinader que cuando venga a NY no llegue con las manos vacías.

El dirigente político ofreció sus declaraciones en documento de prensa y declaraciones, las cuales trató en la sede central de AlPaís en el Alto Manhattan, ante la solicitud que hiciera el congresista Adriano Espaillat de que la firma del acuerdo de “Cielo Abierto” entre EUA y la RD se efectúe en el Alto Manhattan.

Además, añade el congresista, la diáspora será altamente beneficiada como consecuencia de la competitividad que múltiples líneas aéreas tendrían y consecuentemente, traería un abaratamiento de los pasajes aéreos.

“Nosotros vemos con buenos ojos cualquier iniciativa dirigida a reducir los altos costos de los boletos aéreos sin menoscabo de inversionistas dominicanos; pero, que el presidente Abinader venga solo a eso, es insuficiente”, precisa Villar.

“Somos de parecer que previo a la firma, el gobierno dominicano debe tomar las medidas de rigor para anular impuestos injustificados con que se graba la compra del boleto aéreo y que hacen de este uno de los más caros del hemisferio”, indica.

“Un acuerdo que no sea precedido de esta disposición nos dejará bajo una condición de más vulnerabilidad frente a las corporaciones y al poder político”.

“Nosotros abogamos por la llegada del presidente a NY, pero para darle respuesta a temas como la seguridad social, simplificar el proceso para que los hijos de dominicanos reciban la doble ciudadanía, eliminar los odiosos US$10 que nos cobran como turistas y el cobro de la primera maleta”, subraya Villar.

“Asimismo, para avanzar en el abordaje de temas más complejos y que le urgen a la diáspora, como son la protección a las inversiones, establecer un sistema de inversión en paridad para las comunidades receptoras de divisas, viviendas de calidad para los que deseen regresar o para sus familiares residentes en la RD y una reforma al sistema consular para que no sean tan onerosos los precios de los servicios que se ofrecen”.

“El momento es propicio, ya que el país se aboca a discutir una reforma fiscal que no debe silenciar ni marginar a más de dos millones de dominicanos que aportan tanto a la estabilidad macroeconómica del país con sus contribuciones que sobrepasan anualmente los 10 mil millones de dólares”, puntualizó el dirigente de AlPaís en la Gran Manzana.

Comentarios