Descartan rebelión popular RD

Eugenio Suárez

SANTO DOMINGO,- El analista político Humberto Salazar ridiculizó la amenaza sobre un levantamiento popular en el país.

Salazar aludió a la advertencia de un sacerdote durante una marcha verde en San Francisco de Macorís en torno a un posible le cambio del método pacifico por un ¨levantamiento popular¨ si no son complacidos en su reclamo de cese de la impunidad y la corrupción.

Aprecia que siempre ha existido y existirá ese tipo de amenaza en las cabezas calenturientas de algunos grupos radicales del patio, que a su juicio no tiene la mayor importancia.
Indica que el escenario donde se construye una crisis política y social no existe en la República Dominicana.

Precisa que después de la desaparición de las asonadas militares prohijadas por embajadas extranjeras, una crisis social se anida en la insatisfacción de una población al no poder satisfacer sus necesidades básicas por estar inmersa en una crisis económica.

Citando proyecciones de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), República Dominicana encabezará el crecimiento del Producto Interno Bruto en toda la región, con un 5.3%, cuando en toda América Latina el promedio de crecimiento será de solo 1.1%,

Esta perspectiva de la economía dominicana—agrega– descarta cualquier posibilidad de que florezcan las ideas extremistas de algunos grupos cuya frustración los ha llevado a tomar las calles bajo una sola consigna, impunidad,

Apunta que el pueblo se lanza a las calles, cuando hay una situación como la de Venezuela, con una situación que le niega al pueblo el derecho a comer, a tener un trabajo digno, se le obliga a hacer colas para comprar pan y se le somete a todo tipo de escaseces y abusos.

Señala que cuando un país crece, como es el caso de la República Dominicana, sus habitantes están ocupados en tratar de ubicarse en el mercado de trabajo, los jóvenes se preocupan por estudiar y prepararse para el futuro, las familias se esfuerzan por ahorrar a través de un préstamo para hacerse de una vivienda, los universitarios quieren ganarse una beca para poder competir, los campesinos se organizan para producir bienes y venderlos y así tener mejores ingresos.

Salazar expresa que somos una nación con muchos problemas, como ocurre a nivel mundial, pero con el esfuerzo de todos, gobierno y gobernados, hemos logrado mantener la paz y la estabilidad política, económica y social.