• 15 junio, 2024

Dominicano de 67 años será sentenciado a cadena perpetua por asesinato a batazos de un compañero de refugio en Lawrence

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK,- Martín Rodríguez, un dominicano de 67 años de edad será sentenciado a cadena perpetua después de ser declarado culpable por el asesinato en 2017 de su compañero de refugio, José Burgos de 53 a quien mató a batazos en medio de una discusión para lo que usó un bate de aluminio.

Rodríguez, quien se enfrentó a un juicio en la Corte Superior del Distrito de Lawrence arguyendo defensa propia, fue declarado culpable por un jurado en decisión unánime por el cargo de asesinato en primer grado lo que la sentencia es obligatoria, acorde con las leyes estatales de Massachusetts.

Será sentenciado este 27 de marzo 2023 a la pena de por vida sin derecho a libertad condicional.

El homicidio tuvo lugar en el apartamento que el victimario y la víctima compartían en un refugio de la Asociación de Jóvenes Cristianos (YMCA) situado en el edificio 40 de la calle Lawrence.

Los fiscales expusieron en sus argumentos que Rodríguez asesinó a Burgos con premeditación, extrema atrocidad y crueldad, según un comunicado de la oficina del fiscal del distrito del condado Essex, Paul Tucker.

“Este fue un crimen brutal y me complace que el jurado haya considerado todas las pruebas antes de emitir un veredicto justo”, dijo el fiscal.

Las investigaciones revelaron que a las 8:50 de la mañana del martes 13 de noviembre de 2017, Burgos fue encontrado muerto sentado en una silla en su habitación No. 451.

Burgos tenía una herida masiva en la cabeza con sangre en la cara y alrededor del cadáver que estaba sentado en una silla con los pies sobre la cama.

Rodríguez usó un bate de aluminio para matarlo y el bate fue hallado ensangrentado en posición vertical detrás del cuerpo de la víctima.

Los detectives de Lawrence pudieron ver imágenes de video de una cámara ubicada en un pasillo fuera de la habitación de Burgos quien fue visto por última vez en el video a las 12:49 de la madrugada cuando regresaba de un baño ubicado al otro lado del pasillo de su habitación.

Burgos y un tercer hombre habían estado en la habitación de Rodríguez bebiendo vino antes del asesinato.

El juicio comenzó el 8 de marzo en el Tribunal Superior de Lawrence presidido por la jueza Kathleen McCarthy Neyman. Rodríguez estuvo representado por su abogado defensor Michael Phelan.

“Estoy impresionado con el profesionalismo y la dedicación de nuestro equipo de arriba a abajo”, dijo el fiscal Tucker en referencia a los investigadores de la policía de Lawrence y su oficina que trabajaron en el caso.

Comentarios