• 27 septiembre, 2020

Dominicano perturbado que se fugó de hospital psiquiátrico en NY es capturado en Memphis

De Miguel Cruz Tejada

Raymond-Morillo.jpgNUEVA YORK,- Raymond Morillo, un dominicano mentalmente perturbado, encarcelado por el asesinato de un compatriota en 1998 y que la semana pasada escapó del Hospital Psiquiátrico Creedmor en Queens, donde había sido enviado por orden de un juez, fue capturado en la ciudad de Memphis (Tennessee)  a 1.100 millas de distancia.
La captura del prófugo, se llevó a cabo a las 10:30 de la noche del 31 de enero. Morillo de 33 años de edad, logró escurrirse de la instalación sanitaria después que intercambio sus ropas con la de un amigo cómplice y burló al guardia de la entrada principal.
Los investigadores dijeron que en el momento de su captura en Memphis, estaba en una terminal de autobuses de Winchester Boulevard.
Morillo, fue arrestado en 1998 después de que él y un cómplice usaron hojas de afeitar para atacar a dos hombres en un andén del metro de la línea N en Astorias (Queens) y desfiguraron a las dos víctimas permanentemente.
Se le negó en repetidas ocasiones la libertad condicional mientras estaba encerrado por un tiroteo fatal y el brutal ataque a los dos hombres en el metro.
En diciembre del 2013, habría llegado a cumplir el total de la condena que fue de entre 14 a 15 años, pero un juez ordenó que se le examinara en el hospital psiquiátrico por conducta violenta en la prisión, antes de firmar la orden de libertad.
A Morillo, las autoridades lo sindican como un miembro de una banda de renombre en un andén del metro N línea en Astoria.
Durante el ataque con las navajas, estaba acompañado por Ricardo Mulquía, sorprendiendo a las víctimas por detrás y les cortaron de oreja a los labios, en represalia por una pelea que un hombre tuvo con el hermano menor de Mulquía.
Morillo, que vivía en Corona cuando protagonizó el ataque,  gritó «La Familia», que es  el nombre de una pandilla hispana, considerada entre las más violentas de la ciudad, mientras huía, de acuerdo con el historial que suministró la fiscalía de Queens.
Mientras estaba en libertad bajo fianza por ese caso, fue arrestado de nuevo por el asesinato de José Paulino, quien fue baleado dos veces después de una disputa con Morillo y tres otros pandilleros.
Después de ser declarado culpable en un juicio y condenado a entre 7 y 14 años de prisión. También se le negó la petición de libertad condicional cinco veces, antes de diciembre del 2013.
Uno de los alegatos de la Junta de Libertad Bajo Palabra (Parole) es que es demasiado peligroso para mantenerse en las calles y en cambio, fue enviado al hospital psiquiátrico.
En una carta a la Oficina estatal de Salud Mental, al referido hospital, el senador estatal Tony Avella, demócrata de Queens, dijo que está «obviamente preocupado por esta grave violación de la seguridad del hospital y el riesgo potencial que se ha creado para mis electores que viven cerca».
El legislador exigió ser informado en detalles en persona por el hospital sobre lo ocurrido, incluyendo cuánto tiempo pasó antes de que se descubriera que Morillo escapara de la dependencia, cómo y cuándo se notificó a las autoridades policiales y cómo puede este tipo de violación prevenirse para garantizar la seguridad en el futuro.
Un portavoz de la Oficina de Salud Mental del Estado de Nueva York (OMH) declinó hablar sobre la fuga de Morillo, pero envió un comunicado diciendo que «la política y la normativa exigen una investigación exhaustiva para determinar las causas profundas de los acontecimientos adversos graves y cuando sea apropiado, exigir cambios en las políticas para prevenir la recurrencia de hechos como las fugas, que pongan en peligro a la comunidad y violen las normas de seguridad interna de los hospitales psiquiátricos.

Comentarios