Por el esclarecimiento del secuestro

La Policía tendrá que seguir tejiendo el saco para ver si puede bordarlo completo el rescate de Eduardo Antonio Baldera Gómez, debido a que nadie cree en las versiones ofrecidas por el jefe de la Policía Nacional, mayor general Rafael Guillermo Guzmán Fermín ni en el fondo ni en la forma.

Las versiones parecen confusas y ya comienzan a traer suspicacia, debido a que los supuestos captores de Baldera Gómez fueron asesinados pese a que fueron apresados con vida.

También queda en la duda la supuesta persona famosa que estaba detrás del secuestro, como informó Guzmán Fermín en momentos que realizan requisas en varios puntos del país.

Queda ahora comenzar a buscar nuevas estrategias, para ver si pueden lograr revertir la percepción generalizada de que la Policía manejó el caso.

El Sol de Santiago, piensa que las incógnitas deben quedar despejadas para que la población comience  a creer en la Policía, de lo contrario el general Guzmán Fermín al parecer pagará los platos rotos de su herrada estrategia.