El futuro gobierno portugués preocupa a Rajoy

Mariano RajoyMadrid, El jefe del gobierno conservador español, Mariano Rajoy, expresó su preocupación este jueves sobre la posibilidad de que llegue al poder en Portugal una coalición de partidos de izquierda, pese a la victoria de los conservadores portugueses en las últimas elecciones.

Los conservadores españoles, a la cabeza en intenciones de voto pero sin perspectivas de conservar su mayoría absoluta, temen un desenlace similar en España tras las elecciones legislativas del 20 de diciembre.
 
“Sería la primera vez en la historia de la democracia en Portugal que el partido que ha ganado las elecciones no gobernará”, declaró Rajoy a su llegada a la segunda y última jornada de un congreso en Madrid del Partido Popular Europeo, que reúne a los partidos conservadores de la UE a excepción del británico.
El jefe conservador del gobierno portugués saliente, Pedro Passos Coelho, ausente del congreso, intentó formar gobierno con el partido socialista tras haber obtenido 107 escaños de una cámara de 230 diputados.
Pero el socialista Antonio Costa (83 diputados) negocia una alianza con la izquierda antiliberal, el Bloque de Izquierda, aliado de Syriza en Grecia. El Partido Comunista portugués se declaró el miércoles dispuesto a darles su apoyo.
“Una coalición entre los socialistas y el Podemos de allí y el Partido Comunista sería muy negativo”, consideró Rajoy en referencia al partido antiliberal español liderado por Pablo Iglesias, también cercano a Syriza.
Al igual que Passos Coelho, Rajoy llevó a cabo una política de austeridad muy impopular. Su entorno teme que si su Partido Popular (PP, derecha) gana las elecciones de diciembre, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) se alíe con Podemos o incluso con los centristas de Ciudanos para sumar una mayoría que les permita formar gobierno.
La economía portuguesa “ha tenido una etapa de una enorme dificultad (…) ahora están saliendo adelante. Ya ha habido un poco de crecimiento, también se está creando empleo. Y realmente sería una pena retroceder ahora y volver al pasado”, agregó Rajoy.
ANDINA