Empresas de Santiago autogeneran electricidad y tratan aguas residuales con asistencia de Japón

Empresas de Santiago autogeneran electricidad y tratan aguas residuales con asistencia de JapónSantiago.- Varias empresas de Santiago, la segunda ciudad en importancia económica del país, en la región norte, están creando sistemas de autogeneración de electricidad a partir de biomasa y desechos, como receptoras de transferencia de conocimientos de voluntarios japoneses, informó el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPyD).

Otras empresas beneficiarias de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA) aplican los manuales y currícula para manejo de plantas de tratamiento de aguas residuales elaborados por los expertos nipones, quienes recibieron placas de reconocimiento al concluir su misión voluntaria en el país.

Este sistema, implementado por agroindustrias de lácteos como por industrias cárnicas productoras de embutidos, consiste en la aplicación de una solución muy económica aplicable también al sector salud, informó la Unidad de Comunicaciones del Ministerio de Economía.

En un acto, empresarios, comerciantes, industriales y representantes de instituciones públicas pasaron balance a estos y a otros logros tras dos años de intercambio de experiencia con voluntarios japoneses en áreas de desarrollo.

Los resultados fueron presentados en dos encuentros en la sede de la Asociación de Comerciantes e Industriales de Santiago (ACIS). El primero lo encabezaron el presidente de la entidad, Sandy Filpo, y el director de Cooperación Bilateral del MEPyD, Nelson Felipe Valdez, acompañado del encargado de Seguimiento, Ronaldo Torres.

Filpo dijo que con la ayuda nipona se ha logrado adecentar la forma para manejar los desechos hospitalarios y desarrollado un programa importante para despertar interés en los prestadores de servicios.

En ambas actividades participaron los voluntarios Koji Goda, experto en manejo de aguas residuales; Yuriko Takeda, en seguridad e higiene ocupacional, y Kazuhiro Suzuki, en seguridad laboral.

También representantes de empresas industriales de diferentes ramas, ferreterías, de electricidad, zonas francas, de salud, de Coraasan y del Instituto de Aviación Civil.

Los tres expertos son parte de un grupo de 10 voluntarios que finalizaron su labor de dos años en el país, al que aportaron conocimientos también en turismo, electricidad, mecánica automotriz, investigación de mercado, educación básica y terapia ocupacional.

Como parte de ese programa, 23 técnicos participaron en el primer módulo de un curso de dos meses sobre manejo de plantas y tratamiento de aguas residuales, impartido en la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago, en coordinación con el Instituto de Formación Técnico Profesional (Infotep), representado por Teolinda Gil y Gladis Álvarez.

El secretario general de ACIS, José Octavio Pérez y administrador de Cristal Enterprise, expuso los logros en seguridad e higiene ocupacional y en señalización de varias empresas.

Ambos dirigentes empresariales resaltaron una de las grandes fortalezas que tiene el sector salud en Santiago con el mayor de los centros prestadores de servicio en términos de facturación, la Unión Médica.

“Son muchos los pacientes de la comunidad dominicana en los Estados Unidos que vienen a Santiago, por lo que la colaboración de JICA ha ayudado mucho a eficientizar los servicios de prestadores”, dijo Pérez, al informar que con asistencia de la JICA se ha diseñado un programa para manejo adecuado de los desechos hospitalarios.

Mientras que el representante de la Asociación de Talleres de Mecánica, Justo Peña, habló de la contribución en seguridad laboral en estos establecimientos, la cual contribuirá a evitar accidentes.

Entre tanto, el presidente del Consejo Administrativo de la Federación Regional de Cooperativas del Cibao Central, Eddy Samuel Álvarez, ponderó el impacto del trabajo de los voluntarios y la acción positiva de la cooperación internacional para el desarrollo de más capacidades en los sectores productivos.

De su lado, el director de Cooperación Bilateral del MEPyD, Nelson Felipe Valdez, dijo que la idea es crear capacidades para que el sector privado pueda ser más productivo y competitivo. Destacó que Japón es el país que aporta la mayor cantidad de voluntarios al país, actualmente más de 35.

Valdez manifestó que en cada acción de la cooperación internacional se busca la vinculación con los ejes de la Estrategia Nacional de Desarrollo y precisó que otro instrumento es el Informe de la Cooperación Internacional, del que se redacta la tercera edición.

“Lo que queremos es recoger cada vez con más detalles cada acción de cooperación que se ejecute en la República Dominicana, no importa de donde venga, no importa la modalidad”, puntualizó.

Al final de la actividad los tres voluntarios presentaron un informe y recibieron un reconocimiento de parte de ACIS por su labor eficaz y el cumplimiento de las metas de las instituciones donde prestaron servicio.