Estados Unidos busca abrir programa de preinspección en aeropuertos de RD

Miguel Cruz  Tejada

NUEVA YORK,- El Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, dijo que está buscando un acuerdo con el gobierno dominicano para establecer en aeropuertos de la República Dominicana, el programa de preinspección a viajeros, conocido en inglés como “Global Entry” y que permite a los pasajeros, registrar sus llegadas a las terminales a través de máquinas digitales, para ahorrar tiempo antes de llegar a las ventanillas de inmigración y a los oficiales de aduanas.

La agencia federal señaló el viernes en un  comunicado que además de la República Dominicana, negocia el mismo programa con otros ocho países, la mayoría europeos, Japón y los Países Bajos.

Entre las naciones contempladas figuran España, Bélgica, Noruega, Suecia, Turquía y Reino Unido (Inglaterra), donde los aeropuertos de las ciudades de Heathrow y Manchester están en la lista.

Las líneas aéreas norteamericanas y de otros países, han dado el visto bueno a las gestiones de seguridad nacional de Estados Unidos.

“La preinspección permite ganar tiempo a los pasajeros y seguridad, reduciendo el tiempo de espera de los viajeros y los oficiales de los aeropuertos”, dijo el gobierno de Estados Unidos.

El secretario de Seguridad Nacional Jeh Johnson, explicó que el programa sería abierto en concurridos aeropuertos de los países señalados.

“Las aerolíneas norteamericanas generan $1.5 billones de dólares y mejorando la experiencia de los pasajeros visitantes o los que visitan a Estados Unidos, se mejora el tiempo de espera en las inspecciones de inmigración y aduanas”, dijo por su parte Nick Calio, presidente y director ejecutivo de la organización A4A que agrupa a las líneas aéreas.

Con el programa, los viajantes pueden pasar el pasaporte por la máquina que lee sus datos, el número de vuelo y las informaciones generales y antes de llegar ante el oficial migratorio, éste ya tiene los datos en la computadora.

En Estados Unidos, la participación en el programa es voluntaria hasta ahora y comenzó como un privilegio a los ciudadanos norteamericanos.