Fiscal clama por penas mayores para intelectuales de sicariato y combatir criminalidad.

Por Eugenio Suárez

El procurador fiscal de la provincia Santo Domingo afirmó este domingo que el código procesal penal es una herramienta eficaz para la persecución del crimen pero que se necesita revisarlo para incluir elementos adicionales para hacer más efectiva su aplicación.

Perfecto Acosta considera que la investigación, en medio de un mundo globalizado de la criminalidad,  requiere de equipos tecnológicos y otros elementos de logísticas para actuar con mayor precisión y posibilidades de éxito.

Apuntó que una prueba de que el código procesal penal ha sido un instrumento eficaz  es que la mayoría de los procesos que se inician terminan prácticamente en un tiempo récord.

El fiscal de Santo Domingo recordó que el año pasado en su jurisdicción se emitieron casi 500 sentencias, de las cuales 45 fueron de 30 años, lo que significa que no todos los casos quedan impunes como piensa mucha gente.

Agrega que ahora se resuelven casos en uno, dos o tres años, y no como antes que duraban quince o 20 años, y casi nunca se tenían resultados.

Observa que lo único es que ahora existe un sistema acusatorio fundamentado en pruebas, lo que obliga a trabajar más a fondo para hacer los sometimientos.

Apuntó que por eso resulta difícil combatir el sicariato , porque generalmente se detiene a los ejecutores pero se dificulta atrapar a los autores intelectuales, debido a que éstos no dejan huellas que faciliten su localización.

Además, precisó que el código actual no contempla la figura de la autoría intelectual, por lo que en aquellos casos donde se puede establecer su responsabilidad se penaliza como cómplice, y en el sistema vigente la pena que se le aplica es la inmediatamente inferior a la del
autor material.

Entiende que en la modificación del código la cosa debe ser al revés y establecer también el cúmulo de penas para endurecer las acciones contra la criminalidad.

El fiscal de Santo Domingo, Porfecto Acosta es de opinión que en los casos de sicariatos la pena que se aplique a los autores intelectuales sea el doble o el triple de la que se imponga a los ejecutores.