Grupo Circo al Edén combina la fuerza del rock pesado y la delicadeza de la voz femenina

Grupo-Circo-al-Edén-combina-la-fuerza-del-rock-pesado-y-la-delicadeza-de-la-voz-femenina.jpgLima,  (ANDINA). Poseedores de un estilo en el que se mezclan diversas tendencias del rock pesado y la delicadeza propia de una voz femenina, el cuarteto limeño Circo al Edén presentará este sábado en vivo una faceta más acústica, distinta en algunos sentidos de la presentada en su recientemente aparecido primer disco, titulado ‘Solo los Valientes’.

El concierto tendrá lugar en Uazco Bar, local barrranquino ubicado en la primera cuadra de la avenida Bolognesi. Luego de esta actuación, la agrupación entrará a un breve receso, a fin de que su vocalista, Susan Arbaiza, complete su proceso de gestación, ya que actualmente se encuentra en el octavo mes de embarazo.

Su voz, así como las guitarras fuertes del grupo, de innegables raíces metálicas, es el rasgo distintivo de Circo al Edén, colectivo musical que ya tiene un año y medio de actividad. “Cada uno de nosotros tiene diferentes influencias y eso es lo que hace la diferencia, porque en realidad no nos parecemos a algún grupo”, dice ella.

A su vez, el baterista, Pino Risica, afirma que el estilo de la agrupación no es ‘gótico’, como algunos lo han calificado, sino algo que si bien parte del heavy metal, no se pliega a alguna tendencia única en particular.

“Hace poco, luego que tocamos en un local, la gente mayor nos decía que sonábamos como un Grand Funk o Deep Purple, mientras que los chibolos decían que nos parecíamos a Nightwish o Epica”, señala, aludiendo a las tendencias clásicas y modernas que han configurado el sonido de su banda.

Las primeras pueden notarse en la canción ‘Circo al Edén’ y ‘Solo los valientes’ y poas segundas en otras, como ‘Frustración’. La temática, a su vez, versa sobre diversos aspectos, incluidas algunas reflexiones sobre el cambio climático que afecta al planeta, incluidas en ‘Promesa Eterna’.

En cuanto al nombre del grupo, este hace referencia a la forma en que determinadas religiones intentan vender a sus seguidores la esperanza de la salvación. Esa crítica se encuentra también en la composición del mismo nombre.

“Es una canción en contra del negocio y de todo ese circo y show mediático que hacen las religiones dese la televisión, utilizando a mucha gente inocente y crédula”, dice Risica. “En realidad, la religión, sea cual sea, es una cuestión más íntima y real, y menos mediática y circense”.

Luego del concierto del sábado 19, el grupo (el cual, luego de algunos cambios, también es integrado por el bajista Pedro Campos y el baterista Miguel Rodríguez) trabajará en nuevas composiciones –algunas de las cuales serán presentadas este fin de semana- con la intención de ir armando un nuevo disco. “Lo queremos editar en Europa, porque hay varias disqueras interesadas”, informa el baterista.

Ese día también sonará en vivo la música de los grupos Árbol de Fuego, Shakken, La Caja de Schrödinger y Vormed, cuyos estilos oscilan entre el hard rock y la música progresiva.

Todos ellos también forman parte de la productora Sonidos Latentes, que desde hace un tiempo viene editando discos de nuevas bandas y promoviendo festivales y presentaciones de este tipo, y de la cual Risica es uno de los promotores.