Iglesia católica preocupada por auge crimen organizado

iglesia-catolica-preocupada-por-auge-crimen-organizado.jpgSANTIAGO.- El semanario Camino mostró su preocupación por el auge que toma en el país el crimen organizado, acciones que recuerda solo eran conocidas a través de películas o de informaciones que llegaban desde otras naciones.

Dice que hoy el dolor en la incertidumbre tocan las puertas de los dominicanos y pone como ejemplo el secuestro en Santo Domingo del jovencito Eddy Junior Luna y el intento de asesinato del abogado y comunicador santiaguero José Jordi Veras Rodríguez.

Los conceptos del periódico católico aparecen en su edición del domingo titulado “Hechos que duelen”, en el que considera demuestran cómo sicarios son capaces de quitarle la vida a un ser humano para luego recibir una cantidad de dinero por la acción consumada.

“Estos dos hechos, de una lista larga que conocemos, nos hablan claramente de hasta dónde el crimen organizado va echando raíces en este querido pueblo dominicano”, precisa Camino.

El vocero escrito del Arzobispado de Santiago dice que antes los dominicanos veían acciones de esa naturaleza en películas o en realidades latinoamericanas, europeas o estadounidenses, pero que hoy el dolor y la incertidumbre tocan nuestras puertas.

En tal sentido, pide a la ciudadanía no esperar que ese mal, el de la descomposición social, sea más profundo. “Evitemos que el entierro y olvido de los valores por algunos malos dominicanos convierta esta tierra en un espacio inhabitable”.

“Todos podemos aportar para evitar que así suceda, y saber que es urgente la tolerancia cero contra todos los que hacen de la ley un relajo que sólo sirve para aplicarla a los más pobres y anónimos, y en esta tarea el Poder Judicial tiene un gran reto”, indica.

Camino apunta que no se puede seguir viendo en las calles, gozando de libertad, a personas que han ofendido y herido a esta sociedad, pues ellos deben pagar por el daño cometido.

“Nunca nos cansaremos de repetirlo, la impunidad y la complicidad no pueden seguir siendo los fieles aliados de malhechores y delincuentes y el pueblo dominicano reclama, exige y anhela la paz”, concluye.