Iglesia dice AMET es víctima del poder político

Iglesia dice AMET es víctima del poder políticoSANTIAGO.- El semanario Camino considera que la Autoridad Metropolitana del Transporte (AMET) con frecuencia es víctima de ciudadanos que, amparados en el poder político, quieren humillar y volver polvo a los agentes que desean aplicar la ley de tránsito.

El planteamiento del medio escrito del Arzobispado de esta ciudad está contenido en el editorial de su edición del próximo domingo en el que, con el título de “Oigan al General”, resalta los 18 años de funcionamiento de esa institución, aniversario que lo cumplió ayer.

De los agentes de la AMET, el periódico religioso destaca su integridad, conocimiento, vocación de servicio, responsabilidad, respeto al ciudadano, disciplina, eficiencia, discreción, perseverancia, trabajo en equipo y orgullo.

“A lo largo de casi dos décadas de existencia encontramos en la AMET luces y sombras. Hemos visto agentes respetuosos, amables y cuya conducta es admirable., mientras que otros son un retrato fiel de la arrogancia, prepotencia, violencia y actitudes propias de dictadores”, dice.

Camino dice reconocer que hay ciudadanos que, amparados en el poder político “quieren humillar y volver polvo a los agentes que desean aplicar la ley, y así hacer de nuestras calles espacios para gente civi­lizada y no una selva donde el más fuerte impone su voluntad”.

“Sabemos que muchas veces los agentes de la AMET ven desinflarse su autoridad cuando una tarjeta o llamada telefónica a círculos de poder, de algunos que han violado la ley, echa por el suelo su misión de dar un trato igualitario a cada ciudadano”, precisa.

Ante esta realidad, Camino es de opinión de que hace falta templanza “y que cada chofer o conductor comprenda que sin orden y respeto en calles, autopistas y carreteras, el encuentro con la muerte llega en el momento menos esperado”.

“Si queremos lograr la AMET que necesitamos es importante que los miembros de ese organismo pongan en práctica la exhortación que le hizo su director, el general Frener Bello Arias, cuando les pidió actuar con gallardía, decoro, firmeza y sin menoscabo a los derechos humanos e individuales de los ciudadanos”, agrega el editorial.

Para finalmente agregar que “si así lo hacen, tendremos una AMET amada, admirada y querida por todos”.