Comparte esto:

">
  • 9 julio, 2020

Investigan una persona por muerte La Soga

la soga

la sogaSANTIAGO.- La Policía Nacional interroga un hombre sobre la muerte a tiros del exteniente de esa institución, Fernando de los Santos (La Soga), ocurrida la mañana de ayer frente a su residencia de la comunidad Gurabo, de esta ciudad.

La información la ofreció esta mañana el coronel Juan Guzmán Badía, relacionista policial en esta ciudad, quien agregó que es posible que la persona que es interrogada suministre datos que puedan esclarecerle hecho de sangre.

Indicó que esa persona fue arrestada horas después de ocurrido el evento, en el que de los Santos fue impactado por varios proyectiles, principalmente en la cabeza.

Desde la tarde de ayer el cuerpo del antiguo oficial de la Policía, de 48 años, es velado en su residencia y fue sepultado hoy en el cementerio de Gurabo.

El coronel Guzmán Badía dio a conocer las autoridades policiales colectaron en la escena del crimen 38 casquillos calibre 9 milímetros, los que son analizados por técnicos de la Policía Científica analizan, como parte del proceso investigativo.

Los homicidas, que se desplazaban en una motocicleta, abatieron a La Soga en la calle Caonabo esquina Ulises Pérez, cuando se desmontó del vehículo de su propiedad, con el objetivo de lograr preservar la vida, segundos después de iniciarse el tiroteo.

Con relación al historial del extinto, la Policía recordó hoy que fue dado de baja el 18 de noviembre del 2011, siendo sometido por ante el Tribunal de Justicia Policial, donde fue juzgado como presunto desertor y que en la unidad de Archivo Central de la policía, la Soga figura con tres registros por varios hechos delictivos.

El antiguo oficial policial, quien tomó notoriedad aquí cuando, siendo miembro del cuerpo del orden público, se le vinculó al asesinato de varias personas, a quienes supuestamente mató por encargo.

En el expediente acusatorio se le sindicaba como responsable de los asesinatos de Elvis Sebastián Valerio Espinal y Luis Roberto Torres Ortega (Robert), supuestamente por encargo de Joan Silverio Ureña (Yoan) y Bonel de Jesús Lanfranco Castro (Bonelly).

Tras ser involucrado en esos hechos de sicariato, en el 2011 de los Santos desertó de la Policía Nacional y fue capturado en noviembre del 2017. Siempre negó los hechos y dijo que lo demostraría en los tribunales, dictándosele una medida de coerción de tres meses de prisión, que fue posteriormente ratificada.

Justo un año después el juez Cirilo Salomón, de Atención Permanente, le varió la disposición coercitiva de prisión preventiva al pago de 5 millones de peso mediante una aseguradora y presentación periódica.

Comentarios