• 29 octubre, 2020

Israelíes se preparan para Yom Kipur en medio de la pandemia

JERUSALÉN, (VOA),- El día más sagrado del calendario judío, Yom Kipur, en el cual la vida en Israel prácticamente se detiene, se inicia este domingo en un país de antemano en confinamiento generalizado por la pandemia del coronavirus.

Año tras año, los negocios cierran, las calles lucen vacías e incluso las estaciones de radio y canales de televisión interrumpen sus transmisiones durante el ayuno de 25 horas y el periodo de intensas oraciones de expiación. Personas con ideas más seculares pueden verse paseando en bicicleta o incluso en excursiones por carreteras desérticas. La festividad inicia el domingo al atardecer.

Pero este año todos los negocios no esenciales de antemano se habían visto obligados a cerrar sus puertas y la población israelí había recibido la orden de no alejarse más de 1.000 metros (1.093 yardas) de sus hogares a lo largo del periodo de Yamim Noraim, que inició la semana pasada con el Año Nuevo judío y se extiende hasta mediados de octubre.

Se trata del segundo confinamiento a nivel nacional desde el inicio de la pandemia, un intento por frenar uno de los brotes de COVID-19 más severos del mundo. Israel, una nación con tan solo nueve millones de habitantes, reporta más de 7.000 nuevos casos al día, cifra que incrementa los temores de que su sistema hospitalario sea rebasado.

Un confinamiento la primavera pasada logró en gran parte contener la propagación del virus, con un declive en los contagios diarios cercano a una docena en mayo. Las autoridades luego reabrieron escuelas y negocios de manera anticipada, lo que generó un incremento de casos incluso mientras la economía batallaba para recuperarse. Un gobierno de emergencia formado en mayo para manejar la crisis se ha visto plagado de disputas internas, sumándose a la sensación de desesperanza de la población.

Comentarios