Jurista urge al gobierno iniciar deportaciones de ilegales

Juan Miguel Castillo PantaleónEugenio Suárez

Santo Domingo,-  El jurista Juan Miguel Castillo Pantaleón urgió este jueves al gobierno a iniciar las repatriaciones de haitianos ilegales en territorio dominicano.

Castillo Pantaleón considera que el gobierno nunca debió suspender las deportaciones, porque con la medida envió una mala señal.

Razonó que como nación soberana República Dominicana tiene pleno derecho a determinar cuáles extranjeros pueden permanecer o no en su territorio, y en qué condiciones.

En ese sentido, el ex juez Castillo Pantaleón entiende que tras el vencimiento del plazo otorgado en el marco del Plan Nacional de Regularización de Extranjeros el gobierno debe comenzar las deportaciones de haitianos y otros extranjeros ilegales.

Agrega que sólo deben permanecer los extranjeros que se acogieron al Plan y cuyas solicitudes son procesadas por las autoridades dominicanas.

Advierte que si no se realizan las deportaciones de ilegales no pasará de un discurso retórico la posición del gobierno sobre la política migratoria y la soberanía nacional.

Apunta asimismo que además de las deportaciones el Ministerio de Trabajo debe actuar en contra de los empleadores que no cumplen con la norma legal de 80 trabajadores dominicanos y 20 extranjeros.

Agrega que si no se sanciona a los que no cumplen con el 80-20, no hay manera de regularizar la mano de obra extranjera en la construcción, la agropecuaria y otros sectores.

Plantea igualmente que si es necesario se debe construir un muro fronterizo que restringa la entrada de ilegales, y que también serviría  a las autoridades haitianas para cobrar impuestos y combatir el contrabando.

Indica que República Dominicana está bajo el asedio de gobiernos extranjeros y organismos internacionales que pretenden desconocer los derechos y atributos de soberanía del país.

Castillo Pantaleón  es de opinión que el gobierno dominicano ejerza el derecho soberanía de deportar a cualquier persona ilegal en su territorio, sin importar las presiones que vienen desde el exterior, con alguna complicidad interna.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *