Legisladores republicanos plantean negar ciudadanía a hijos de indocumentados en EE UU

Legisladores republicanos plantean negar ciudadanía a hijos de indocumentados en EE UU.jpgWashington, (ANDINA). Un grupo de seis legisladores republicanos de los estados de Arizona, Georgia, Oklahoma, Pennsylvania y Carolina del Sur, informaron hoy su intención de proponer un proyecto de ley para denegar la nacionalidad a los hijos de inmigrantes ilegales nacidos en Estados Unidos.

“Estamos aquí para mandar un mensaje público al Congreso, queremos acabar con la invasión ilegal que está teniendo un gran impacto negativo en nuestros estados”, dijo el representante republicano por Pennsylvania, Daryl Metcalfe.

Los legisladores que impulsan esta iniciativa dieron a conocer su intención en conferencia de prensa en el día inaugural de un nuevo periodo de sesiones de la nueva Cámara de Representantes, ahora controlada por los Republicanos.

El proyecto legislativo apunta a que los estados que la implementen puedan otorgar dos tipos de certificado de nacimiento, uno para los niños de ciudadanos y otro para los de los inmigrantes ilegales.

La polémica iniciativa republicana va en contra de la enmienda 14 de la Constitución estadounidense que garantiza la ciudadanía a todas las personas nacidas o naturalizadas en su territorio.

Los legisladores señalaron que la entrega de la ciudadanía, tal y como está ahora en la enmienda 14 es el ‘talón de Aquiles’ del problema migratorio, y afirmaron que no buscan modificar la Constitución.

Sin embargo, señalaron que intentan llevar el tema a la Corte Suprema, para que a través de un fallo se pueda emitir una enmienda constitucional que niegue la ciudadanía estadounidense a los hijos de inmigrantes ilegales.

“Esta es una necesidad para acabar con la invasión de indocumentados”, subrayó Metcalfe, quien también es líder de la agrupación Legisladores Estatales por una Inmigración Legal (SLLI, por sus siglas en inglés).

La conferencia de prensa resultó interrumpida por activistas en contra de la propuesta que calificaron la iniciativa como intolerante, racista y radical.

Millones de inmigrantes ilegales, en su mayoría de origen hispano, africano e hindú, viven en Estados Unidos, país a donde llegaron escapando de la pobreza en sus países y con la ilusión de buscar un futuro mejor para sus familias.