Leonel Fernández encabeza acto Premio Nacional de la Juventud

El presidente Leonel Fernández encabezó este miércoles, junto al ministro de la Juventud, Franklin Rodríguez, el acto de entrega de premios a 20 jóvenes sobresalientes galardonados con el Premio Nacional de la Juventud.

En una emotiva ceremonia celebrada en el salón Las Cariátides, del Palacio Nacional, el mandatario entregó anillos de oro y  laptops a los ganadores del Premio Nacional de la Juventud y partidas de 50 mil pesos a cada uno y  cien mil a Martha Heredia, quien obtuvo el Gran Premio Nacional de la Juventud 2010.

El jefe de la nación estuvo acompañado de la Primera Dama de la República, Margarita Cedeño de Fernández; el vicepresidente Rafael Alburquerque, el ministro de la Presidencia, César Pina Toribio; el viceministro de la Juventud, Carlos Sánchez y el secretario general de la Organización Iberoamericana de la Juventud, Eugenio Ravinet, quien le entregó una placa de reconocimiento al presidente Fernández, a nombre de la entidad que dirige por sus aportes a ese sector.

Los jóvenes distinguidos en la actividad que fue coordinada por el Ministerio de la Juventud, fueron Frank Milton Pérez Trinidad, Aporte a la Cultura de Paz; Gabriel Jhoan Hernández González, Aporte a la Preservación del Medio Ambiente; Yennifer Peguero Mercedes, Aporte a la Salud; Leonardo de Jesús Acosta, Bienestar Social; Ramón Aníbal Mesa Pineda,  Desarrollo Cultural; Miguel Ángel Paulino Jiménez, Desarrollo y Superación Empresarial en la Comunidad; Juan José Eusebio Martínez, Liderazgo Religioso; José Luís de los Santos Roa, Liderazgo Político.

Otros de los premiados son Darwin Feliz Matos, Servicios Sociales a favor de la Comunidad; Yadel Antonio Suberví Santana, Servicio y Liderazgo Rural; Milcíades Ventura Lembert, Aportes a los Derechos de la Niñez y la Juventud; Cristian Martínez Casado, Joven Dominicano Destacado en el Exterior, Daira Cira Medina Tejeda, Liderazgo Profesional; Laura María Castellano Vargas, Liderazgo Profesional; Yenni Berenice Reynoso, Liderazgo Profesional; Delis de los Reyes Vargas Beltré, Superación y Logros Personales.

También, Elio Rojas, Méritos Deportivos; Luz Eliana Espinal Peralta, Mérito Estudiantil, y All Horford, joven destacado en el exterior y Martha Heredia recibió cien mil pesos, por ser la ganadora del gran Premio Nacional de la Juventud.

El ministro de la Juventud pronunció el discurso central en el que exhortó a los jóvenes a no desmayar  jamás ante la lucha contra las drogas y el narcotráfico que libran las autoridades, “que estaremos de frente y dispuestos a llevar con dignidad la antorcha de la decencia, la pulcritud, la honradez, y sobre todo la dominicanidad”.

Recordó la gesta heroica de la Restauración, sus héroes, los padres de la Patria, y de los constitucionalistas de Abril del 65, precisando que mientras ellos luchaban con botas y fusiles como lo ameritaba la época, ahora lo hacemos “con  los recursos materiales disponibles, la tecnología, convencidos de que hoy asistimos a la Revolución del Conocimiento”, guiado por el presidente Leonel Fernández, a quien comparó con un General Cinco Estrella.

Advirtió que Fernández es “el mejor representante del legado de responsabilidad, honestidad y capacidad que nos legara esos dos tocayos de la dignidad y la dominicanidad: Juan Pablo Duarte y el profesor Juan Bosch”, sostuvo Rodríguez.

Ratificó el pronunciamiento del mandatario el 12 de agosto del año pasado en el sentido de que “los mejores somos más que los peores y con la fuerza del bien, derrotaremos el mal en la República Dominicana”.

Solicitó al presidente Fernández que considere la posibilidad de que declare uno de sus años de gobierno como “Año Nacional para la Promoción y Desarrollo de la Juventud”.

Las gracias la dio a nombre de los galardonados el joven Milcíades Ventura Lembert, de 16 años, quien destacó que el destino de la juventud del país descansa en manos del presidente Fernández, tras narrar lo que el mandatario le contestó cuando le dijo tenían una cita pendiente “si en este momento faltase el presidente y el vicepresidente el país quedaría en buenas manos”. La respuesta se produjo luego de que el jefe del Estado lo escuchara declamar unas poesías al joven en el año 2005.

Dijo que los jóvenes que hoy se encontraban en el acto son un reflejo  de que la juventud dominicana anda bien segura de lo que quiere, dando pasos firmes por un camino real de desarrollo personal y comunitario.

Ventura, quien ha vivido en La Ciénaga, Los Guandules y Gualey, al final del discurso del acto le regaló el texto al presidente Fernández, ha escrito 58 poesías, ganador de diversos concursos literarios y publicó la primera edición del libro de su cuento “Boschito y sus letras que caminan”.

Por compromiso previo del mandatario, la premiación que debió desarrollarse el pasado 12 de agosto, fecha en que se conmemora el Día Internacional de la Juventud, se trasladó para este miércoles 18, con la asistencia de pasados ganadores del Premio que fueron al Miami Dade College, junto a otros grupos que viajaron a Taiwán, Washington y Japón.

A la actividad asistieron además, el embajador de Taiwán en el país, decenas de periodistas que participaron en el curso “Estrategia de Comunicación”, en la Universidad George Washington y los integrantes del primer grupo de estudiantes, que asistió a España a los cursos de Estudios bursátiles de economía y mercadeo, de las diferentes universidades del país.

También contó con la asistencia del séptimo grupo de jóvenes que viajaron al Miami Dade Collage, finalistas del Premio de la Juventud entregado el 31 de enero del año 2009.

Más de ochocientos jóvenes abarrotaron el Salón Las Cariátides, distribuidos entre los grupos que viajaron en el programa internacional de jóvenes líderes y los que asistirán a cursos en el exterior en la agenda de la entidad juvenil.

Al encuentro asistió además, un grupo de jóvenes que irá a Taiwán del 17 de septiembre al 3 de octubre,  cuyos gastos son cubiertos por el gobierno de la nación asiática. Igualmente, estuvo presente el grupo de rescatistas “Los Topos” de México.

La actividad fue armonizada por Guillermo Alejandro con hermosas canciones de contenido cristiano que arrancaron lágrimas a muchos de los presentes. El joven es no vidente y exhorta a los demás a mantenerse firme ante las adversidades y a continuar sin desmayar en sus propósitos.