Leopoldo López condenado a casi 14 años de cárcel

leopoldo-lopez
El líder opositor venezolano Leopoldo López fue condenado el jueves por la noche a 13 años y nueves meses prisión, acusado de incitar a la violencia por su papel en la movilización de los manifestantes en las masivas protestas callejeras del año pasado.

El juicio terminó con una maratónica sesión de casi 12 horas, en las que la jueza Susana Barreiros leyó la sentencia.

López ya la había retado: “Usted tiene más miedo de dictar la sentencia que yo de escucharla”, le dijo.

El veredicto desató las protestas de muchos seguidores y reacciones de condena internacionales y de las organizaciones de derechos humanos.

La secretaria de Estado adjunta para Asuntos del Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson, dijo en su cuenta de Twitter: “Profundamente preocupada por la condena a Leopoldo López. Llamamos al Gobierno a proteger la democracia y los derechos humanos en Venezuela”.

Más allá fue el congresista estadounidense Mario Díaz-Balart, quien dijo en un comunicado que “junto a la esposa de Leopoldo, Lilian [Tintori], sus amigos y sus seguidores, condenamos y denunciamos la sentencia de Leopoldo”.

“La sentencia, dictada por una corte ilegitima, no debe sorprendernos. Es hora que reforcemos las sanciones y aumentemos la presión sobre el régimen de Maduro en Venezuela”, agrega en el comunicado.

La congresista Ileana Ros-Lehtinen calificó el veredicto de “vergonzoso” y acusó que las cortes de Venezuela son “influenciadas y parciales al régimen de Maduro”.

“Los Estados Unidos debe aplicar las sanciones a los jueces, fiscales y funcionarios de prisión que están involucrados en esta sentencia políticamente motivada”, apuntó Ros-Lehtinen.

Por su parte, el director para las Américas de la organización de derechos humanos Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, calificó el caso de “farsa completa de la justicia”.

“En un país que carece de independencia judicial, un juez provisional condena a cuatro gentes inocentes después de un juicio en que la fiscalía no presentó evidencia básica que los vincule con un crimen, y a los acusados no se les permitió defenderse a sí mismos”, afirma Vivanco.

El expresidente del gobierno español, Felipe González, afirmó que “Venezuela se ha convertido en una dictadura de facto”.

“Ni dentro ni fuera de Venezuela, nadie puede llamarse a engaño. Venezuela se ha convertido en una dictadura de facto. El Presidente decide por el Parlamento y por la Justicia”, señala González en una declaración con motivo de la sentencia.

La esposa de López, también reaccionó indignada. “Es una condena injusta… Hoy queda ratificado, una vez más, que vivimos bajo un régimen represor, antidemocrático, corrupto”, dijo.

Ahora López deberá volver a la cárcel militar de Ramo Verde, en las afueras de Caracas, donde estaba preso desde febrero del año pasado esperando su juicio.

Uno de sus abogados, Juan Carlos Gutiérrez, dijo que la defensa apelará la sentencia en los próximos días por considerarla “injusta” y “basada en mentiras”.

López intentó consolar a su esposa mientras la abrazaba para intentar calmarle el llanto. “Esto no va a durar tanto tiempo”, le prometió.