Marranzini favorece una gran reforma fiscal

marranzini-favorece-una-gran-reforma-fiscal.jpgSANTIAGO.-El ex presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP), licenciado Celso Marranzini, proclamó que en el país debe hacerse una gran reforma fiscal donde la población de menos ingresos no tenga que cargar con los impuestos indirectos.

Entrevistado por el periodista Federico Méndez, en el programa Esferas de Poder, que se transmite los domingos de 5:00 a 6:00 de la tarde, por Santo Domingo TV, calificó como injusto que una persona que devengue un salario mínimo tenga que pagar un ITBIS igual que una que gana RD$100,000 ó RD$200,000.

“Son aspectos que hay que discutir con las autoridades tributarias, con el Gobierno, para mejorar la composición de los impuestos”, puntualizó.

Afirmó que en el país todo debería de pagar ITBIS y no debe haber nada exento de ese impuesto, porque probablemente eso crea vasos comunicantes.

“Usted se va a una farmacia, por ejemplo, y usted encuentra ahí que le dan desde la medicina hasta zapatos, perfumes… es más, ya hay farmacias que venden comida”, adujo.

Marranzini indicó que esto no quiere decir que las farmacias evaden impuestos, sino que ya los negocios en el país son mixtos y puede producirse ese factor.

Asimismo, advirtió que todo el mundo debe tener impresoras fiscales, pero hay que eximir a negocios pequeños porque ni siquiera tienen la capacidad de tener una contabilidad organizada.

Opina que quien no paga el ITBIS tiene una ventaja competitiva con el que cumple con el gravamen, porque puede vender al costo y ganarse el 18%, constituyendo “el mejor beneficio del mundo”.

Consideró que hay que convencer a la gente que debe pagar impuestos y que los negocios no crezcan en base a la evasión, sino al esfuerzo del empresario.

Aseguró que debe producirse un pacto fiscal, debido a que en los últimos diez años lo que se han originado son diez reformas tributarias para completar el Presupuesto General del Estado o porque se ha producido más gastos.

Manifestó que uno de los problemas que el país tiene que resolver es el exceso de gastos del Gobierno.

“De que hay que hacer una reforma fiscal, sí es cierto, porque se descansa demasiado en los impuestos indirectos y eso no es sano para la economía”, enfatizó.

Acotó que no cree en la presión tributaria de un 14% de que se habla, porque es mucho más alta. “Cuando uno se va a los sectores productivos, nosotros hemos calculado que la presión tributaria anda alrededor de un 30 ó 33%”, agregó.

La competitividad

El ex presidente del CONEP advirtió que en materia de competitividad “estamos mal”, porque el país figura en uno de los últimos lugares, reto que debe superar y aumentar.

Atribuye esa situación al bajo nivel de educación de la población dominicana, aunque manifestó que el gobierno está haciendo grandes inversiones en escuelas y la tanda extendida es un gran avance.

“Yo quisiera ver más horas de clases, porque ahora mismo está la tanda extendida, pero se mantienen las mismas cuatro horas, los niños y jóvenes se quedan en los planteles, reciben el desayuno y el almuerzo, lo cual es fenomenal, les quita esa presión a los padres, los mantiene en el plantel y no en la calle”, expuso.

Sin embargo, el ex presidente de Acción para la Educación Básica (EDUCA) afirmó que cuatro horas no es suficiente, por lo que debe ser aumentada a seis, tener las salas de tareas y la calificación de los maestros.

Marranzini proclamó que la única forma que el país crezca es a través de la industrialización del mercado local, porque se trata de la única verdadera fuente de trabajo.

Observó que eso no quiere decir que el comercio también no sea una fuente de trabajo, pero por cada empleo que este último genera la industria da diez. “Además, el valor agregado nacional que queda es mayor”, adujo.

Consideró que son muchos los retos que tiene el país con la entrada en vigencia, a partir de enero del 2015 del sistema de desgravación arancelaria, como parte del DR-CAFTA.

Afirmó que el país ha avanzado mucho en el sector zona franca, porque está siendo un gran exportador de calzados, equipos médicos, químicos y otros.

“Pero indudablemente, en cuanto a niveles de competitividad, nosotros tenemos muchos retos por delante, y la mayor explicación está en el hecho de que nuestra balanza comercial es deficitaria con la inmensa mayoría de los países con los cuales tenemos un Tratado de Libre Comercio”, expuso.

Indicó que únicamente Honduras es el país donde República Dominicana tiene una balanza comercial positiva. “Creo que eso, más que una preocupación debe ser un reto”, sentenció.

Marranzini proclamó que todavía en el país hay que trabajar mucho el aspecto del flete marítimo. “Es una lástima que nosotros como país todavía no contemos con una flota mercante propia, los fletes marítimos son muy caros, las frecuencias no son a veces las necesarias”, subrayó.

Planteó que a veces, incluso, frecuencias programadas se suspenden, con lo cual hacen quedar mal a los empresarios con los clientes del exterior, lo cual significa el peor daño que se le pueda causar a un exportador, cuando alguien está esperando una materia prima o un producto terminado y no le llega en el tiempo adecuado.