• 5 agosto, 2020

Neoyorquinos atrapados en el debate de regresar o no a clases

Por Laura Sepúlveda Arcila

NUEVA YORK – – Mientras el gobierno de Estados Unidos insiste en que los niños y adolescentes deben regresar a las escuelas lo más pronto posible para reanudar clases en forma ordenada, muchos estados y condados están renuentes a la idea.

El vicepresidente Mike Pence, en una conferencia de prensa ofrecida el pasado miércoles en el Departamento de Educación, en la que estuvo acompañado de varios miembros del equipo designado por la Casa Blanca para gestionar la pandemia, dijo que hay condiciones y una serie de protocolos sanitarios que pueden garantizar un retorno seguro.

Sin embargo, los padres y niños que han tenido que adaptarse a la nueva realidad también tienen una opinión sobre el tema.

«La extraño, tengo muchas ganas de hablar con mis amigos en la vida real, porque a veces en la escuela en línea no puedes preguntar esas cosas, porque a veces no se les permite estar en línea, solo los dejan ir a reuniones, así que realmente extraño a mis amigos y quiero hablar con ellos», dijo Caroline, una estudiante de una escuela de Nueva York a la Voz de América, que hizo una consulta entre ciudadanos en la calle.

El gobierno estadounidense insiste en que las escuelas deben reabrir el próximo otoño, aunque aclararon que la decisión queda a discreción de las autoridades locales, dependiendo del comportamiento del virus.

Como ella, muchos de los más de 2 millones 600 mil alumnos del estado de Nueva York, esperan con ansia regresar al colegio, no precisamente por las clases y las tareas, sino por verse con sus amigos y sentirse un poco más cerca a la realidad que hace 4 meses vivían.

Algunos padres ven como fundamental que haya clases, indiferentemente a cómo se lleven a cabo, pues el teletrabajo les permite ser flexible al respecto.

«Soy muy afortunada de tener un trabajo en el que puedo trabajar desde casa, así que ha sido una bendición para mí, pero ciertamente es difícil ser madre, maestra y tener un trabajo a tiempo completo», dijo a la VOA una madre de familia que solamente se identificó como Pallapy mientras visitaba un parque con sus hijos.

Pero no todas las situaciones son iguales, como es el caso de una madre ecuatoriana que no ha podido trabajar y por ende no ha recibido paga en cuatro meses, ya que su empleo es presencial, y no lo hará hasta que las escuelas reanuden clases.

“Tengo a mis niños y no los puedo dejar solos en la casa, tengo que estar con ellos,  hasta que ya comiencen clases los dejo y me voy a trabajar», dijo la mujer a la VOA.

Los padres consultados aseguran que las decisiones políticas con respecto al retorno a clases son confusas, y por ende se desconoce qué va a pasar en septiembre.

Mientras el gobernador de Nueva York dice que aún no hay una determinación sobre el siguiente año escolar, el alcalde de la ciudad contempla que haya un reintegro parcial.

Pese a ello, no solo están sobre la mesa las clases, sino la alimentación y el transporte, teniendo en cuenta que este último se limitaría solo a menores con necesidades especiales, lo cual dejaría a aproximadamente 90.000 estudiantes con un nuevo problema por resolver: ¿cómo llegar a clases?

Comentarios